Dilma-Rousseff1Río de Janeiro.- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, confesó hoy estar “muy, muy triste” por la estruendosa derrota que sufrió la selección brasileña de futbol ante su similar de Alemania por 1-7 en la semifinal de la Copa del Mundo Brasil 2014.

Pocos minutos después de finalizado el partido disputado en el estadio Mineirao de la ciudad de Belo Horizonte, la jefa de Estado dio rienda suelta a su pesar en su cuenta de la red social Twitter por la histórica caída de la “verde amarela”.

Así como todos los brasileños, estoy muy, muy triste con la derrota. Lo siento inmensamente por todos nosotros, aficionados, y por nuestros jugadores”, indicó Rousseff al comentar el partido que sepultó los sueños de Brasil de ganar en casa la Copa del Mundo.

En otro breve tuit, la jefa de Estado aseguró sin embargo: “no nos vamos a dejar abatir”, e hizo un dramático llamado a su país: “Brasil ‘levántate, sacúdete el polvo y vuelve a subir’”.

Por su parte, el candidato opositor a la Presidencia de Brasil, Aecio Neves, divulgó un comunicado en donde dijo compartir “como aficionado y como brasileño la frustración que estamos todos sintiendo” por la debacle del pentacampeón del mundo.

Aunque reconoció que la derrota sufrida este martes “es difícil de entender”, Neves advirtió que esta caída “no apaga el brillo del futbol brasileño y mucho menos de nuestro pueblo”.

“Esta vez no se dio, pero vamos adelante. Otras victorias vendrán”, indicó el aspirante presidencial del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB) para los comicios de octubre próximo.