San Pedro Cholula, Atlixco, Puebla y recientemente Amozoc , son los municipios del estado que –hasta ahora– se han sumado a la prohibición del uso de animales en las funciones de circo, bajo el argumento de prevenir su maltrato.

Sin embargo, Juan Pablo Kuri Carballo, regidor del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en la capital del estado, ha asegurado que su instituto político se ha impuesto la meta de 20 municipios adheridos a dicha iniciativa.

San Pedro Cholula, cuida su imagen

La oleada de demarcaciones poblanas integradas a este movimiento que ha tomado carácter nacional, comenzó en marzo de este año, con el Cabildo de San Pedro Cholula –gobernada por Movimiento Ciudadano–.

El comunicado emitido por aquel ayuntamiento a este respecto, afirmaba que las restricciones pretendían, además de evitar el presunto daño a los ejemplares, mejorar la imagen del lugar como “Pueblo Mágico”.

En ese momento, también se esgrimía el argumento de que “se busca incentivar a que empresarios circenses proyecten espectáculos de mayor calidad humana, que tengan costos de operación bajos y generen empleos al contratar más y mejores acróbatas, magos cómicos, entre otros”.

Incluso, Santiago Cárcoba Ricco, presidente de la Comisión de Ecología en Cholula, argumentaba que “que los circos más importantes, exitosos y de mayor prestigio en el mundo son aquellos que no hacen uso de animales en sus espectáculos”.

Atlixco: son actos aterradores

En la primera quincena de junio, el municipio de Atlixco fue la segunda alcaldía el avalar la restricción para el uso de animales de cualquier especie “con fines de diversión, exhibición, manejo, adiestramiento y entretenimiento en espectáculos circenses fijos o itinerantes”.

De acuerdo con lo publicado por Jaime Zambrano, reportero de Milenio Puebla, la propuesta recibió “luz verde” por unanimidad y bajo el argumento de que los actos circenses son “aterradores para los animales”, según las palabras de Rodolfo Chávez Escudero, regidor del PVEM en aquella zona.

Puebla: 9 de 10 no quieren animales

El viernes pasado (11 de julio de 2014), Puebla también votó unánimemente por excluir cualquier participación animal en los espectáculos de circo y dio un año para que las empresas cambien sus programas.

Entre los argumentos, José Antonio Gali Fayad, presidente municipal, afirmó que nueve de cada 10 poblanos está contra la presentación de ejemplares y por tanto, el Cabildo angelopolitano sólo había respaldado a la ciudadanía.

Sin embargo, que Puebla se convirtiera en el tercer municipio que adoptaba la medida no se presentó sin antes la ofensiva de los particulares, que en voz de Armando Cedeño Álvarez, presidente de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas Circenses de México, acusó discriminación.

Cedeño Álvarez sostuvo que la extensión de esta medida a todo el país, pondría en riesgo el sostén de 50 mil personas y afirmó que hasta ahora, 15 circos han cerrado en todo México. También advirtió que los empresarios se ampararán ante las reformas locales.

La reprimenda estuvo acompañada de las críticas hechas por Julio Revolledo Cárdenas, director de la Licenciatura en Artes Circenses de la Universidad Mesoamericana, quien calificó al Partido Verde de oportunista.

También sostuvo que el Ayuntamiento de Puebla entraría a este movimiento por ir de acuerdo con una moda, aunque ello implicara destruir una relación histórica entre los animales y el circo.

Amozoc: circos no tienen cómo dar vida digna

En cuarto lugar, Amozoc difundió el 13 de julio que también prohibiría los animales en los circos, porque “un promedio de 2 mil 739 animales sufren maltrato todos los días en el país, de tal manera que es necesario crear conciencia hacia la ciudadanía de que estos son seres vivos que merecen respeto y una vida digna”.

En el documento, la autoridad afirmó que se hizo un “estudio minucioso” y se comprobó que los circos no tenían cómo dar una “vida digna” a sus animales.

Aquel gobierno municipal dio seis meses “de gracia” a los cirqueros y advirtió multas de 200 a 500 días de salario mínimo general (de 12 mil 754 a 31 mil 885 pesos), para quien no acatara las disposiciones.

Sí a zoológicos y acuarios

Entre los puntos que los regidores han resaltado y que los empresarios han reclamado, especialmente en Puebla, se encuentra que las reformas no limitan a zoológicos, acuarios y otro tipo de espectáculos.

Una publicación de Fernando Pérez Corona, reportero del Periódico Excelsior, detalla que la medida excluye a «zoológicos, acuarios y centros de conservación con fines de educación ambiental, conservación e investigación, que otorguen trato digno y respetuoso a los animales, que garanticen las condiciones, los cuidados adecuados, y cumplan con la legislación aplicable».

Sin embargo, Armando Cedeño Álvarez, líder de los empresarios circenses, ha asegurado que lo anterior es resultado de legislar sin investigar y sólo por seguir “chismes” y campañas formuladas en las redes sociales.

9 estados y el DF se unen a los circos sin animales

Cabe mencionar que de acuerdo con datos de la revista People, en México operan más de 500 circos, de los que 190 cuentan con registro para trabajar con animales fuera de su hábitat natural.

Lo anterior implicaría que se manejan, en total, cerca de 2500 animales.

Mientras tanto, a nivel nacional, ya son más de siete estados donde se han prohibido los animales en el circo, un tipo de espectáculo con más de 250 años de historia en el país.

Hasta ahora, Puebla, Colima, Guanajuato, Guerrero, Chiapas, Chihuahua, el Estado de México, Distrito Federal y Morelos se han unido a la iniciativa, luego de que el estado de Querétaro fuera el primero en implementarla en diciembre del 2013.

Por su parte, países como Bolivia, Brasil, Colombia y Panamá también lo han hecho.

Cabe resaltar que dentro de las justificaciones de las iniciativas presentadas y sometidas en los cabildos poblanos, destaca que en las principales ciudades del mundo (como Londres, Estocolmo, Cataluña, Bogotá, Buenos Aires, Brasilia) entre otras, han decidido prohibir el uso de animales en circos.