Inicia el mes de la Patria, con todo lo que trae consigo. Las festividades, el relax y el desenfreno, partes ya de la cultura popular, inevitables y necesarias para el recreo del espíritu.

También para que se cumplan los plazos y la CNDH emita su esperado dictamen final respecto al caso Chalchihuapan.

Por lo pronto, leo en el portal de La Razón que El Niño Tehuatlie Tamayo "... murió a causa de una herida en la cabeza provocada por un cohetón lanzado por alguna persona que formaba parte del grupo que se enfrentó a policías durante la manifestación de Chalchihuapan, Puebla, el pasado 9 de julio."

La misma fuente señala que la información la obtuvo por medio de la Ley de Acceso a la Información Pública, y abunda:

El peritaje, elaborado por la División Científica de la Policía Federal, fue avalado por la Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), participaron 12 expertos en distintas disciplinas, adscritos a la Coordinación de Criminalística y contiene nueve dictámenes: en mecánica de lesiones, en materia de química forense y explosivos, física, de cronología, dos técnico científico en materia de voz, psicocriminodelictvo basado en los videos captados ese día y dos opiniones técnicas."

Ante tanto manoseo político del caso Chalchihuapan urge que la CNDH emita ya el resultado final de la investigación que de acuerdo a su titular, Raúl Plascencia Villanueva, debe ser en este mes que inicia.

El robo a Enrique Doger

Se ha convertido ya en un recurso político la violación a domicilios privados con el aparente fin del robo de información.

La novedad es ahora el caso de las oficinas de Enrique Doger Guerrero, que por las circunstancias políticas de la coyuntura se ha convertido en un activo militante del PRI que aspira a, entre otras cosas, ser el gobernador de Puebla.

Insisto, los casos de Ana Teresa Aranda, Luis Enrique Sánchez Fernández, Enrique Romero Razo y ahora Enrique Doger Guerrero, tienen, fundamentalmente una connotación y uso político.

Pues entonces urge que las autoridades correspondientes y las investigaciones que realizan, arrojen ya resultados creíbles y confiables.

Puebla se ha convertido en un escenario en donde la política y el uso y abuso de su práctica se ha pervertido.

Las batallas que en ese terreno se avecinan pueden agravar la situación.

@luisenriquesf
Facebook.com/luisenrique.sanchezfernandez
Facebook.com/luisenriquesf
[email protected]