logo codemeEl presidente de la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme), José Amado Aguilar, destacó que el reto que ahora enfrenta la organización es consolidar la autosuficiencia económica.

En conferencia de prensa, el director subrayó que la Codeme no está “desaparecida” y, por el contrario, ahora que no reciben presupuesto gubernamental han buscado la manera de subsistir con otro tipo de ingresos.

De esta manera, explicó que parte del proceso que llamó "reingeniería" consiste en diversificar sus actividades para la captación de ingresos mediante la impartición de cursos, utilización de sus instalaciones y convenios con otros organismos.

Hemos buscado la manera de seguir adelante porque hay que dejar bien claro que no estamos desaparecidos, seguimos operando y vamos a mantener este legado histórico”.

Explicó que “ahora hemos buscado tener una rentabilidad con nuestras instalaciones como estacionamientos, canchas y cursos que se imparten donde hay una cuota de recuperación".

Amado Aguilar dejó en claro que pese a la dificultad que enfrentan, se han abierto otras puertas como el Gran Premio de México de Fórmula Uno del próximo año.

De repente, nuestra posición estratégica (a un costado del autódromo) se ha vuelto importante para poder negociar algunos apoyos con gente interesada en ocupar nuestro espacio”.

También aclaró que la Codeme sigue operando como apoyo en la comprobación fiscal de las federaciones, pues aunque la nueva Ley del Deporte la hace un lado de manera oficial, la asesoría se mantiene y es por ello que buscarán modificar sus estatutos.

Seguimos auxiliando a nuestros afiliados, todos se mantienen, con excepción de la natación, que pidió salir, pero ahora necesitamos un cambio, ya que por ley estamos a un costado y eso tiene que repercutir en nuestros estatutos cuando fue concebido este organismo".

En una reflexión, el dirigente explicó que han vivido tiempos difíciles pues el presupuesto del gobierno era un gran apoyo, sin embargo, reconoció que ahora tienen que buscar la autosuficiencia, por lo que auguró que a más tardar en un año volverá a funcionar de manera eficiente.