Los equilibrios y contrapesos en una sociedad siempre serán imprescindibles para frenar los riesgos de quienes intenten ejercer el poder absoluto. Las totalidades limitan, atrofian, controlan y amordazan lo que por naturaleza es un derecho ciudadano: La libertad de expresión.

La marcha ciudadana por la dignidad y la paz que recorrió las calles de Puebla, evidenció algo que es irrefutable: El malestar ciudadano hacia un poder fáctico que rompió la comunicación con sus gobernados.

Resulta burdo descalificar las expresiones ciudadanas, cuando los gobiernos deben tener la capacidad y madurez para la apertura y el diálogo.

Más allá de quienes participaron en la marcha ciudadana, conviene analizar el termómetro social en Puebla, y darnos cuenta de las críticas, cuestionamientos y malestar hacia las acciones y desempeño del gobierno estatal.

En el análisis crudo de las estrategias articuladas por el gobierno del estado, para minimizar la caminata ciudadana, no se pueden soslayar las pifias que sin duda exhiben la falta de “sentido común” y “lógica” que ante la cascada de protestas reflejaron que el gobernador sigue sólo, sin el cobijo de un equipo de crisis que pueda hacer frente –de manera profesional- a lo que ayer se vivió en Puebla.

Un comunicado oficial que determinó que a la marcha asistieron 1,251 poblanos, no puede llamarse como tal. Fue el puntal para que los efectos catapultaran la marcha en redes sociales y devastaran por enésima vez la figura del Gobernador Rafael Moreno Valle.

La creación del hashtag #Yosoy1251 se colocó en el trending topic de twitter, uno de los errores que será recordado en la actual administración.

La mano arcaica de la vieja comunicación fue rebasada; sin duda, la contundencia de las imágenes, las palabras y los hechos, seguirán superando las amenazas, advertencias, temores y lo que se acumule.

Señores de la política, apertura, pluralidad, equilibrios y sobre congruencia para seguir cobrando suntuosos salarios a costa del erario público…..simple, sino quieren críticas, hagan lo suyo, trabajar y no gobernar con absolutismo.

@rubysoriano    [email protected]   http://mediatikos.worpress.com/