Rosario Robles Berlanga, secretaria federal de Desarrollo Social (Sedesol), resaltó la colaboración que ha obtenido en Puebla, donde el gobierno estatal lanzó el programaYo me sumo a la Cruzada contra el Hambre”.

Al comparecer ante diputados federales el 19 de septiembre pasado, resaltó que la administración de Rafael Moreno Valle Rosas puso en marcha Unidades Móviles Alimentarias, para combatir la pobreza en comunidades alejadas.

La funcionaria dijo que este tipo de coordinación, al margen de intereses políticos o rentabilidad electoral, ha significado el éxito del programa alimentario de la administración federal.

Recordó en ese contexto, que todos los actores involucrados en la Cruzada contra el Hambre serán medidos por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en 2015.

Nosotros estamos sujetos a un escrutinio. Y tan estamos trabajando de manera institucional, que gobernadores como el de Puebla (Rafael Moreno Valle) tiene una consigna y desarrolla una estrategia a lo largo y ancho de su estado que se llama ´Yo me sumo a la Cruzada´. Algo estamos haciendo bien”.

El 23 de septiembre, mientras tanto, ante los senadores de la República, destacó que Moreno Valle Rosas se ha sumado a la estrategia federal para abatir los indicadores de pobreza en la capital del estado.

Uno de los gobernadores que más nos ha apoyado y, de hecho, así se llama su consigna Yo Sí Me Sumo a la Cruzada, es el gobernador de Puebla. Él ha reconocido esta realidad en Puebla capital donde tal vez alguien pensaría que no habría que intervenir ni desarrollar políticas sociales, ni Cruzada Nacional Contra el Hambre”.

“Más de 110 mil personas están en pobreza extrema alimentaria y en esa misma ciudad, tan importante con tanto progreso y desarrollo, 732 mil en condición de pobreza”.