SNTE1El corporativismo ha dañado de tal manera el sistema educativo en México, que se han “perdido” generaciones de estudiantes con una preparación académica muy deficiente.

Así lo considera el doctor Juan Martín López Calva, decano académico de Posgrado de Artes y Humanidades de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), quien opina que la formación de los niños y jóvenes se manejaba más sobre intereses político-partidistas, que en la calidad de su desarrollo.

Durante una entrevista con Poblanerías en línea, dice que desde su perspectiva, este arreglo corporativo generó un pacto entre la parte sindical y el gobierno en turno.

Explica que el apoyo político del Sindicato Nacional de la Educación (SNTE) a cambio de la no rendición de cuentas y la no evaluación de la planta docente, dio paso a muchos conflictos y sucesos negativos.

Recuerda que esta presencia corporativa data de 1946, cuando un decreto presidencial otorgó al sindicato la facultad de contratación, promoción y remoción de los docentes, directores escolares e incluso supervisores; por lo que el maestro le rinde cuentas a la parte gremial, pero no a sus alumnos ni a la sociedad.

Me parece que es parte como de una estructura de un sistema político que no depende únicamente de los partidos, puesto que si bien fue un sistema creado por el PRI, finalmente tuvimos un par de gobiernos del PAN; sin embargo, esta situación no cambió”.

Recuperar la Rectoría

Refiere que con el retorno del PRI al poder, la reglamentación basada en la Reforma Educativa, sí va en la línea de recuperar la rectoría de la educación por parte del Estado.

No obstante, López Calva comenta que en los hechos, este proyecto podría quedarse solo en recuperar el control del magisterio que se había perdido con Elba Esther Gordillo y poner un líder “a modo” con el gobierno actual.

Sería una condición indeseable que la Reforma Educativa sólo se quedara en un cambio de nombre, pues tuvimos al profesor (Carlos) Jonguitud antes de la maestra Elba Esther, siendo destituido por Salinas de Gortari para poner a ésta última, es decir, sólo cambió el nombre y la persona, pero no cambiaron las estructuras”.

Expone que la Reforma Educativa llevada hasta sus últimas consecuencias, forzaría a que el Estado realmente se encargue de la conducción de la política educativa y que el sindicato sólo se concrete a defender los intereses de sus agremiados.

Si bien reconoce que es difícil cambiar una inercia de décadas, sostiene que resulta importante que la sociedad civil, los grupos organizados y los padres de familia, así como los mismos profesores, reconozcan y apoyen la Reforma Educativa.

En ese contexto, dice tener confianza en que los concursos de oposición para otorgar las plazas, permitirán una mejora sustancial en la formación docente.

Tengo fe en que esta serie de mecanismos poco a poco van a permitir transparentar más los recursos y haciendo que los profesores tengan más fuerza. Es falso que esta Reforma vaya en detrimento de la imagen del profesor, pues bien llevada, así como la evaluación fortalecerá al sector y regresarle el estatus que ha perdido el profesor en la sociedad”.

Uso ineficiente de los recursos

Sobre el uso de recursos para educación, el académico asegura que el problema no es la falta de presupuesto para el número de docentes que existe, sino el ineficiente uso que se hace del mismo.

Si bien, aclara que no es el nivel ideal, sí se cuenta con un porcentaje de importante fondos y una partida elevada para el pago de profesores.

Falta transparencia

Además, lamenta que en México, no exista una transparencia consistente en educación y recuerda que se cuenta con un estudio reciente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre el número de escuelas y profesores en todo el país.

Sin embargo, también subraya que esa información no se ha hecho pública, al menos no en niveles que superen 20 por ciento del total de las mediciones.

El catedrático sostiene que lo que se sabe a través de diagnósticos, tanto a nivel privado como público, es que sí existe un elevado número de profesores; pero muchos de ellos están comisionados por sindicato y otros, tienen falta de capacitación adecuada.

SNTE2La calidad educativa en Puebla

Sobre el tema de Puebla, hace ver que sí existe interés del maestro por continuar su preparación y conseguir posgrados, como consecuencia de la Reforma Educativa.

Aquí se están haciendo cosas que, si bien no son espectaculares, desde la base se intenta que los profesores normalistas hagan investigación, que formen cuerpos académicos y sean capacitados, es decir, existe un dinamismo hacia la mejora que puede ser esperanzador”.

Puntualiza que a nivel básico, Puebla cuenta con una cobertura suficiente de maestros, aunque reconoce que este problema se da más en la educación media superior, donde el obstáculo principal es la equidad.

Sobre este punto, el catedrático de la UPAEP destaca que en una situación de un país tan desigual, es necesario ofrecer una mejor calidad y de mayores recursos a las comunidades más alejadas y con mayor marginación.

Argumenta que en estas zonas, las evaluaciones en calidad muestran que la brecha entre las escuelas urbanas y rurales cada vez se abre más.

Escucha la entrevista completa con Juan Martín López Calva