CHATARRA1La experta Sigrid Pimentel Martín recomendó evitar la ingesta de alimentos poco saludables y con bajo contenido nutrimental, para lograr el buen funcionamiento del organismo y no lentificar el desarrollo de las actividades cotidianas.

La nutrióloga de la Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ) agregó que “la dieta diaria que consumimos es fundamental para garantizar una buena salud y bienestar de nuestro cuerpo”.

Es común escuchar: ‘somos lo que comemos’; por ello la alimentación es básica, ya que nuestra salud depende de lo que ingerimos, debemos incluir en nuestra dieta diaria comida saludable y balanceada, y evitar excesos de alimentos que saturan a nuestro organismo de toxinas”.

Embutidos pueden tener un efecto cancerígeno

Explicó que algunos de los alimentos que frecuentemente se consumen y que tienen propiedades que perjudican al organismo, además de alterar el equilibrio del cuerpo y su salud, son los embutidos como jamón, mortadela, salchichas y salami, por su alto contenido de niveles de grasa, especialmente saturadas.

El exceso en las grasas saturadas que sobrepasen 1.5 gramos por 100 gramos de cada alimento, aumenta el riesgo de sufrir sobrepeso, obesidad y, por ende, enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrales”.

Comentó que los embutidos poseen grandes cantidades de nitrato, que en su consumo frecuente podría tener un efecto cancerígeno en el cuerpo; “además, estos alimentos cuentan con un nivel alto de sodio, el cual incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y aumento del nivel de la presión”.

Añadió que otros alimentos perjudiciales para el organismo son las bebidas azucaradas, papas fritas, pizzas, hamburguesas y helados, “ya que se componen principalmente de grasas saturadas, grasas trans, colesterol y azúcar, además de estar saturados en calorías”.

Advirtió sobre el abuso de los dulces, la sal, pan blanco, pasteles y pan dulce, “ya que el consumo excesivo de carbohidratos refinados hace que aumenten los niveles de azúcar en la sangre y la retención de grasas”.

La alimentación es la que marca la pauta en una vida saludable y es indispensable proporcionar alimentos que se encarguen de regular y garantizar el buen funcionamiento de cada uno de los sistemas que componen el cuerpo”.

 

POB/IIAL/GACC