cafe tacuba

Una exitosa velada vivió la banda mexicana Café Tacvba, quien se presentó anoche ante un Auditorio Nacional totalmente lleno, en la primera de siete fechas programadas como parte de su gira “20re - ct25”, con el que celebra 25 años de trayectoria y 20 del lanzamiento de su disco “Re”.

Rubén Albarrán, Meme del Real y Enrique, así como Joselo Rangel, integrantes de esta agrupación, arrancaron su concierto directamente con las canciones de su álbum “Re”, que lanzaron en 1994, mientras en el escenario permaneció una serie de veladoras.

Por lo que los 10 mil fans, cifra de acuerdo con los organizadores, disfrutaron los temas “El aparato”, “La ingrata”, “El ciclón”, “Esa noche”“, 24 horas” y “Ixtepec”, en los que inevitablemente los asistentes se levantaron de sus asientos para corear y ovacionar a los anfitriones.

“Déjenme escucharlos, canten con nosotros esta canción” expresó Albarrán, quien bailó en todo momento a lo largo de la tarima y que en un principio lució un traje rojo, para después sólo quedarse con una playera blanca sin mangas.

Después de “Trópico de cáncer” y “El metro”, en “El fin de la infancia” el grupo encendió esta fiesta al usar algunos sombreros y trajes fluorescentes y seguir con “Madrugal”.

Con una iluminación verde y una escenografía que incluyó una serie de pantallas en forma de espiral al fondo del escenario, la agrupación ganadora del Grammy Latino interpretó “Pez” y “Verde”, tiempo en el que el público seguía eufórico.

“Muchas gracias” decía el vocalista una y otra vez, al escuchar una lluvia de aplausos y algunas porras como “Olé, olé olé, olé, café, café”. “Celebrando todos sus colores, todos sus aromas aceptándolos tal como son, allá arriba un campo de estrellas y acá todas esas flores” expresó Rubén antes de “Las Flores”.

El cuarteto también incluyó en su repertorio temas como “La negrita”, “El tlatoani”, “El baile y el salón” en donde el grupo portó chamarras plateadas, “El puñal y el corazón”, “El balcón” y “La pinta”, en donde Albarrán se soltó la cabellera y sacudió su cabeza al estilo de un “headbanging”, para después de una salida en falso seguir el reventón con una etapa de complacencias.

Con estas 20 canciones celebramos y honramos el encuentro y desencuentro de todas las culturas que nos dieron nacimiento a lo que somos hoy” declaró.

Aceptando lo bueno y lo malo que tenemos con la consciencia de que en cualquier momento podemos reinterpretarnos” añadió el cantante, quien le preguntó a su público qué canción quería “llegó el momento de las complacencias, ¿cómo qué les gustaría escuchar?” preguntó.

Por lo que segundos después sonó “Chilanga banda”, “Las persianas”, “María” y “Déjate caer” y rematar este “show” en el que el público le aventó obsequios al grupo. “Muchas gracias muchachos, que tengan buena noche” expresó Rubén antes de despedirse.

 

POB/IIAL