El sistema penitenciario de Puebla terminó 2014 con una sobrepoblación de, al menos, 3815 internos, señalan cifras del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social.

ceresoLos datos actualizados a septiembre del año anterior, fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación como parte de la justificación de la Secretaría de Gobernación (Segob) para la repartición de recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) en 2015.

El documento indica que mientras la entidad tiene capacidad instalada para retener a 6012 presos, la cantidad de internos ya llega a 9825 personas; lo que implica un nivel de hacinamiento de 63.4 por ciento.

Se debe mencionar que la saturación de los centros penitenciarios poblanos es un asunto añejo y en marzo de 2014, Poblanerías en línea documentó que algunas de las cárceles registraban sobrepoblaciones de más de 300%.

Bajan delitos del fuero común

Por otra parte, resalta que la Secretaría de Gobernación detectó una disminución de 29 por ciento (4582 ilícitos) en los delitos del fuero común durante un año.

Las cifras detallan que en octubre de 2013, se habían registrado 15796 casos y al cierre de ese mismo mes en 2014, el número apenas era de 11214.

También reflejan que el decremento más notorio se presentó en los robos, seguidos por los homicidios dolosos.

Puebla tendrá 314 millones

Como resultado de los diversos indicadores, que también incluyen la cantidad de población en el estado y la policía acreditada con controles de confianza, la administración de Enrique Peña Nieto enviará a Puebla 314 millones 917 mil 580 pesos.

Lo anterior desde el FASP, cuya bolsa se compondrá de ocho mil 190 millones 964 mil 440 pesos.

Resalta que los estados más beneficiados con esta distribución son el Estado de México con 626 millones 530 mil 252 pesos, el Distrito Federal con 497 millones 121 mil 087 pesos y Veracruz con 387 millones 021 mil 332 pesos.

Esto, pese a que otras entidades como Michoacán o Guerrero presentaron serios problemas de inseguridad, especialmente, con asuntos relacionados al crimen organizado.

 

POB/GACC