El crecimiento económico de la zona euro se aceleró inesperadamente durante el último trimestre del 2014 debido a que la mayor economía del bloque, Alemania, se expandió a más del doble de la tasa prevista.

Una estimación preliminar mostró que la economía de los 18 países que comparten el euro se expandió 0.3% entre octubre y diciembre del 2014 frente a los tres meses previos, dijo la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

El mercado esperaba una expansión del 0.2% -la misma tasa del tercer trimestre-.

En la comparación anual, el crecimiento de la zona euro fue de 0.9% en el cuarto trimestre, también 0.1 puntos porcentuales más de lo previsto.

Alemania claramente tuvo un mejor desempeño que los otros países, con un crecimiento del 0.7% trimestral, superando con creces las expectativas de una expansión del 0.3%.

Eso marcó un retorno a una sólida expansión por parte de Alemania luego de dos trimestres con un crecimiento cercano a cero.

La demanda interna sacó a Alemania de su pausa de mediados de año y le permitió registrar un crecimiento del 1.6% para todo 2014. Eurostat dijo que una aceleración significativa del gasto había ayudado a superar la desaceleración germana del verano boreal.

Algunos hablaron de una posible recesión tras el verano (boreal), pero en vez de eso, Alemania repuntó. El hecho de que el crecimiento provenga principalmente de la economía interna da sólidos argumentos para el optimismo.

Francia no pudo mantener el ritmo y creció sólo 0.1%, lo que significa que la segunda mayor economía de la zona euro avanzó sólo 0.4% en todo el 2014. A Italia le fue aún peor.

Ante las renovadas incertidumbres sobre la membresía de Grecia en la zona euro, el bloque está enfrentando bastantes turbulencias.

Pero la caída del precio del petróleo a la mitad y las perspectivas de que el Banco Central Europeo compre más de 1 billón de euros (1,1 billones de dólares) de bonos gubernamentales con dinero nuevo en los próximos 18 meses debería comenzar a apuntalar al crecimiento.

En Grecia, la economía se contrajo 0.2% en los últimos tres meses del año pasado luego de tres trimestres consecutivos de crecimiento. Eso marcó un aumento del 1.7% respecto al mismo período del año pasado, pero fue menor al avance proyectado de un 2.2% anual.

Los mercados esperaban que la economía del país, que ha recibido rescates financieros dos veces, mostrara que dejó atrás una recesión larga y brutal, al menos mientras siga siendo parte de la zona euro.

La economía de Italia se estancó en el cuarto trimestre, en su decimocuarto mes consecutivo sin crecimiento, debido a que un incremento de las exportaciones fue contrarrestado por la debilidad de la demanda interna.

En todo el 2014, el PIB italiano se contrajo 0.4%, en el tercer declive consecutivo tras bajar 1.9% en 2013 y un 2,3 por ciento en 2012.

España publicó sus cifras del cuarto trimestre hace dos semanas, que mostraron un crecimiento del 0,7 por ciento, el más veloz en siete años.

Europa muestra pequeños avances de recuperación para 2014, se espera que el precio del petróleo y la incertidumbre económica-financiera perdure por lo menos el primer trimestre de este año.

 

POB/GACC