Fue el 20 de noviembre del año pasado cuando Rafael Moreno Valle reconoció que, en lo personal, apoyaría que su partido, el PAN, hiciera alianzas con otras fuerzas para la elección federal del 2015.

Y el gobernador de Puebla explicó que es un mandatario aliancista y que, por lo mismo, está a favor de dicha herramienta para triunfar en los comicios. Lo que no dijo, pero se trata de una realidad, es que RMVR es el único de los Ejecutivos estatales que ganaron elecciones con la figura de las coaliciones y que se ha ocupado de mantener y fortalecer sus compromisos con las fuerzas políticas que lo apoyaron en el 2010.

Así es: mientras Moreno Valle ha cultivado relaciones políticas institucionales y positivas con el PRD, PANAL y Convergencia, otros gobernadores aliancistas –como Gabino Cue en Oaxaca y Mario López  Valdés en Sinaloa– no tardaron en dinamitar sus propias coaliciones…y así les ha ido, ya que enfrentan severos problemas de gobernabilidad.

En la misma entrevista con la prensa RMVR agregó que acataría lo que definiera el CEN del PAN respecto a las alianzas, pero insistió en que el blanquiazul debería considerar en serio dicha estrategia para el proceso federal intermedio que ayer domingo comenzó formalmente.

PRI a la baja, pero con ventaja en las encuestas

Faltan 2 meses para las elecciones del 7 de junio y es claro que Enrique Peña Nieto y su partido, el PRI, cada día generan mayor rechazo, decepción y hartazgo en la ciudadanía, como lo refleja el hecho de que, en el 2012, el IFE determinó que el entonces candidato priísta habría ganado la Presidencia de la República con el 38.21% de los votos.

Hoy, con el PRI en Los Pinos, mientras a diestra y siniestra el gobierno de Peña Nieto regala televisiones y dádivas con su Programa Contra el Hambre para ganar votos en todo el país, la realidad es que el priísmo se mantiene a la baja, hasta en su encuestadora oficial, Consulta Mitofsky, que el 2 de marzo dijo que la intención de sufragar por Peña Nieto era del 31 por ciento en ese momento.

Otras encuestas confirman no solamente la baja del PRI, sino el repunte del PAN: el 23 de febrero pasado el diario El Universal y la empresa demoscópica Buendía y Laredo informaron que la intención de votar por el partido oficial se había desplomado de 42% en noviembre del 2014 a 30 por ciento a mediados de febrero del 2015.

Finalmente, el pasado lunes 30 de marzo, Reforma informó que los priístas iniciarían la elección con una intención electoral del 32%, en tanto el PAN tendría el 22% y el PRD se iría al 3er lugar de la contienda con el 14 por ciento.

Alianzas, opción real del PAN y la izquierda para vencer al PRI

Es muy probable que el PRI sufra un severo voto de castigo en las urnas por culpa del gobierno de Peña Nieto y sus escándalos de corrupción: Ayotzinapa, Casa Blanca. David Korenfeld, además de que las crisis de inseguridad y económica tienen muy molesta, irritada a un sector numeroso de la sociedad.

Pese a ello, la realidad es que el priísmo arranca con ventaja en la elección federal y que, además, se ve apuntalado por su alianza con el PVEM, que pese a ser una franquicia propiedad de los González Torres y a sus permanentes violaciones a la ley electoral, hasta final de marzo tenía –según Reforma- el 7% de la intención de voto.

En contraste, PAN y la izquierda (PRD, Movimiento Ciudadano, PT, etc) llegan sin coaliciones ni alianzas a la contienda del 7 de junio y ello los pone en desventaja frente al regreso del partido de Estado, el PRI, que con televisiones, despensas, la Cruzada contra el Hambre y demás programas asistencialoides intentará aumentar su mayoría en la Cámara de Diputados o, al menos, mantenerla.

Este contexto deja muy claro que Moreno Valle tenía mucha razón al pronunciarse a favor de que su partido se abriera a las alianzas con otras fuerzas, para ser más competitivo y que los ciudadanos pudieran optar en junio por una propuesta legislativa avalada por varios partidos. Al final y al cabo, la unión hace la fuerza.

[email protected]
http://robertodesachydebate.blogspot.com/
http://desdepuebla.com/

 

POB/GACC