Sin duda, falta mucho para las elecciones presidenciales del 2018, pero, desde el punto de vista político, queda claro que después de los comicios federales intermedios del 7 de junio el poder de Enrique Peña Nieto tendrá un declive –todavía mayor al que sufre desde que inició su administración–, ya que sus mismos allegados comenzarán a desmarcarse de él, para tratar de tener un futuro político después de lo que ha sido un sexenio desastroso.

Todo apunta a que, después de la jornada del 7 de junio, el PAN retomará su lugar como 1ra o 2da fuerza electoral de México, debido a que se ha recuperado paulatinamente del 3er sitio al que el voto ciudadano lo llevó en los comicios del 2012. Hoy, el blanquiazul tiene grandes posibilidades de superar los 114 diputados federales con los que cuenta actualmente.

En este escenario, uno de los panistas con presencia nacional que ha apuntalado a su equipo para el 2018 es el gobernador Rafael Moreno Valle, quien sabe que la política es de tiempos y circunstancias, pero que se debe estar preparado para competir y ganar. La realidad es que RMVR nunca ha perdido una elección y ello es algo de gran trascendencia al interior del PAN.

Max Cortazar y Raúl Reynoso Nuño, dos pesos completos en el albiazul

Una de las áreas de la política y el servicio público que RMVR ha apuntalado permanentemente es la Comunicación Social, en la que cuenta con el apoyo de dos de excelentes comunicadores del albiazul, ambos con amplia experiencia en el gobierno federal: Max Cortazar y Raúl Reynoso Nuño.

Max Cortazar es el titular de la Coordinación General de Comunicación, Difusión y Promoción de estado de Puebla, mientras que Reynoso Nuño es director de Comunicación Social del Congreso estatal, los dos con bastante experiencia en el PAN: El primero fue quien llevó dicha área en el CEN cuando el presidente del mismo era César Nava, mientras que el segundo lo hizo con Gustavo Madero.

De hecho, Max Cortazar le entregó la dirección de Comunicación del PAN nacional a Reynoso Nuño, además de que ambos coincidieron en la administración federal de Felipe Calderón todo el 2007. Este contexto confirma la consolidación de Moreno Valle en el blanquiazul, de cara a las elecciones presidenciales del 2018.


publicidad puebla
 

Los pecados de Rafael Micalco

Después de ser 2 veces diputado federal y, también, en dos ocasiones presidente estatal del PAN, Rafael Micalco Méndez debió saber que algo estaba haciendo mal cuando sus declaraciones eran aplaudidas con bombos y platillos por personajes del PRI, como el regidor Iván Galindo, quien, como es lógico, se ha asumido como uno de los más severos críticos a todo lo que tenga que ver con el panismo.

¿Hace cuánto tiempo que Micalco Méndez no emite cuestionamientos al PRI o a Peña Nieto? ¿Cuándo fue la última vez que, como dirigente panista, salió en defensa de propuestas o proyectos del PAN o del gobierno estatal emanado del albiazul? ¿Por qué Micalco Méndez lleva meses ventilando asuntos internos y descalificando casi todo lo que señale o diga RMVR?.

¿Era necesario que, iniciada la campaña federal, el presidente del blanquiazul tratara de generar conflictos al interior de su propio partido, con declaraciones que pretendían provocar una rebelión, incluso, contra los candidatos ya definidos por su partido?

La verdad es que, al parecer, el presidente de los panistas de Puebla olvidó que el adversario político de su partido no solamente es un PRI estatal hoy muy fregado y sin forma, pero que lleva meses en campaña, sino también un gobierno federal que, fiel a sus genes, sabe cómo usar los programas y recursos públicos en su beneficio electoral.

[email protected]
http://robertodesachydebate.blogspot.com/
http://desdepuebla.com/

 

POB/GACC