museo3La calidad de un museo depende de la capacitación que se le da al personal, asegura Marie France Desdier, directora de Espacios Culturales y Patrimonio Artístico en la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

Durante una entrevista con Poblanerías en línea, opina que pese a la gran cantidad de recintos de este tipo en Puebla, su servicio no es totalmente bueno.

La calidad de los museos poblanos, si fuera una maestra y tuviera que calificarlos a todos, yo creo que les pondría a todos, en conjunto, un 7".

"Para alcanzar el 10 hace falta capacitación al personal; porque ellos son el rostro del museo. En función de que capacitemos bien a nuestra gente vamos a poder hacer mejores propuestas, vamos a ser más creativos a la hora de mostrar las exposiciones, de acomodar la parte museográfica de las colecciones mismas".

No cualquiera puede llevar un museo

Como ejemplo de lo anterior pone al Museo del Alfeñique, aunque asegura que las deficiencias no son culpa del gobierno.

El Museo del Alfeñique es un edificio fantástico; pero la colección realmente da pena, da pena caminar por los pasillos del museo ostentando como un museo estatal. El edificio por afuera te vende una idea de una casa señorial muy distinguida, entonces entras y te encuentras con cosas que no tienen ese nivel de la fachada. Hay una contradicción".

"No es culpa tampoco del gobierno, sino de la parte de la capacitación del personal que atiende; porque en función de eso somos más creativos para hacer propuestas museográficas. La colección no la puedes cambiar, la colección es lo que es y tienes que trabajar con ella, y la intención de cómo la presentas es donde se ve la profesionalidad del personal o del museo mismo".

Y es que no cualquiera puede llevar un museo. Se requiere de una profesionalización, es decir, de personas respaldadas por una disciplina.

La difusión no es el problema

museo 1Asimismo,  France Desdier comenta que la cantidad de visitas a un museo tampoco depende de la difusión que tenga.

Todo el mundo siempre le echa la culpa a la parte de la difusión, porque dicen que no la hay; pero no es cierto. Está comprobado que el tema de la difusión no es el problema, el problema es la parte de la profesionalización del personal que se dedica a los museos".

"Entones sí, cuando la gente viene a estos exitosísimos programas de turismo, como la noche de museos y se encuentran con un producto de calidad, van a querer regresar. Creo que el problema que ahora tenemos es que la gente va la primera vez a la noche de museos y si se encuentra con falta de calidad, ya no regresa".

"Mientras tengamos más gente capacitada, hay mayor calidad y mientras mayor calidad, uno como público lo agradece y lo repite, y va a querer traer a su abuelita, a su papá, a sus amigos y esa es la mayor publicidad, la de boca en boca, no el espectacular que cuesta 54 mil pesos al mes".

Los museos no son valorados

Sobre el valor que dan los poblanos a los museos, considera que es muy poco debido a que no los conocen.

Desde el ámbito académico, desde lo que me toca en la parte del patrimonio artístico, creo que no están bien valorados; porque uno no valora lo que no conoce".

"Los museos se han dedicado a preservar y conservar el patrimonio; sin embargo no son valorados,  pero no es culpa de los poblanos ni de la sociedad, es culpa de las instituciones que no se han dado a la tarea de promover, promocionar y difundir lo que se tiene en ellas y así el público los pueda conocer".

Ante lo anterior, la especialista hace un llamado al personal de los museos poblanos:

 

POB/GACC