ABEJASAlgunos países han manifestado su preocupación por la caída en las poblaciones de abeja del mundo, esenciales para la supervivencia de miles de especies, entre ellas el ser humano, anotó el Sistema Producto Miel de Baja California.

El recientemente electo representante del Sistema Producto Miel de Baja California, Edmundo Acuña Salazar, dijo que Alemania, España, Reino Unido, Francia e Israel han decretado la alerta roja, mientras que la abeja ha desaparecido de algunos países asiáticos.

Más que una simple fuente de trabajo es muy importante resaltar que las potencias del primer mundo ya han alertado a sus pobladores y han activado mecanismos en paralelo para el fomento de la apicultura hasta en las mismas ciudades”, explicó.

Acuña Salazar abundó que la crisis provocada por el fenómeno de la colmena “no es cosa menor, Estados Unidos vive hoy el peor momento en la industria de la polinización y el costo de la miel se ha triplicado”.

Subrayó como indispensable la relación con instituciones educativas, académicas y las representaciones del gobierno en la rama, para establecer un orden inmediato a esta actividad ya que, consideró, se convierte en un problema de Estado.

Por insignificante que parezca la actividad, la baja en la población de este insecto tiene consecuencias catastróficas”, aseveró e insistió que “lo profundo del problema y lo que se avecina”, reclama del concurso de todos.

Convocó a establecer reglas de certificación y mejor manejo, “pero con orden riguroso ya que no se conoce bien a bien cuantas colmenas, productores o lugares de los apiarios en el estado”.

Señaló que existen padrones de la Unión Ganadera, Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) federal y Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa) estatal.


publicidad puebla
 

Pero es indispensable conocer con precisión por su importancia y efecto en otras actividades como la ganadería y la agricultura”, insistió.

Puntualizó que la apicultura requiere y demanda más atención ya que está ligada a la supervivencia de la humanidad de forma íntima. “Si termina la existencia de la abeja, se condena a la humanidad a su extinción”.

Aún estamos en tiempo, aunque poco, reconoció “pero necesitamos ordenar, tecnificar, alentar al productor y concluir haciendo una industria de la miel de Baja California, de las mejores del mundo”.

El estudio “Comercialización de productos apícolas en Estados Unidos de Norteamérica en base a estudios de mercado y estrategia de negocios”, publicado en 2009 por la Sagarpa, revela que la miel es el principal producto que se obtiene de la actividad apícola.

Puntualizó que “este producto es considerado un alimento completo por su valor nutrimental, aunque también se ha empleado como agente terapéutico por su acción bactericida e incluso es empleado en áreas como la cosmetología”.

El estudio de la Sagarpa agregó que la miel, por su color se clasifica en: extracristalina, cristalina, ámbar extra clara, ámbar clara, ámbar y ámbar oscura; estas coloraciones dependen del origen floral del néctar, así también su aroma y sabor.

El mismo documento anotó que además de la miel, otros productos que se pueden extraer de la colmena son los siguientes: cera, jalea real, polen, propóleos y el veneno.

Señaló que la cera es un producto que a través de las glándulas cereras producen las abejas entre su 13 y 18 día de edad. La utilizan para construir los panales sobre los cuales la reina depositará los huevos y las abejas almacenarán miel y el polen.

También la ocupan para sellar las celdillas con larvas hasta el momento de nacer. Así como la miel madura, la materia prima para producir cera es la miel, y las abejas necesitan consumir de 6 a 7 kilogramos de miel para producir un kilogramo de cera.

La dependencia anotó que otro producto es la jalea real, que consiste en una sustancia que las abejas jóvenes segregan entre su 4 y 12 día de edad para alimentar a las larvas durante sus primeros tres días y a la reina durante toda su vida.

El polen, aunque no es un producto elaborado por las abejas, es de importancia para el crecimiento y la reproducción de la colonia, pues por él obtienen los elementos para formar los músculos, órganos vitales, alas, pelos y reponer los tejidos desgastados.

Indica que el veneno, (apitoxina) de las abejas es un compuesto a base de proteínas que las obreras inyectan al clavar su aguijón; en la actualidad es utilizado en forma directa o liofilizado en la medicina alternativa.

 

POB/IIAL