En México uno de cada tres adultos padece hipertensión arterial, pero la mayoría lo desconoce, por tratarse de una enfermedad asintomática, de ahí que se le considere "el asesino silencioso".

Se trata de una de las patologías de mayor frecuencia en la nación, un 30 por ciento de la población, y los pacientes diagnosticados y controlados no rebasan el 25 por ciento; no obstante, la mayoría está descontrolada y a la larga muere, explicó el especialista Alberto Lifshitz Guinzberg.

Con motivo del Día Mundial de la Hipertensión, que se conmemora el 17 de mayo, Lifshitz Guinzberg mencionó que este padecimiento es asintomático y todos los órganos pasan por un deterioro progresivo, en particular los vasos sanguíneos.

Agregó que la hipertensión es el principal factor de riesgo asociado al infarto al miocardio, accidente cerebrovascular y falla renal, afecciones con alta mortalidad en México; pero si se identifica y se proporciona un tratamiento adecuado, se contribuye a evitar los padecimientos derivados.

3135303531352d34323031353035313632353134

 

POB/LFJ