Hace un buen rato que no escribía por exceso de trabajo, sin embargo, no puedo dejar pasar la conversación telefónica filtrada de Lorenzo Córdova, Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), quien con un vastísimo y elevadísimo vocabulario hace mofa de la forma de hablar de un líder indígena con quien se reunió:

No mames cabrón….Hay que escribir unas crónicas marcianas desde el INE cabrón….No mames, desde las dramáticas reuniones con los padres de Ayotzinapa, hasta esto cabrón.

A ver, no mames, había un, no voy a mentir y te lo voy a decir como hablaba ese cabrón: yo jefe gran nación chichimeca, vengo Guanajuato, yo decir a ti, o diputados para nosotros o yo no permitir tus elecciones….Cuando te estoy diciendo que este güey, yo no sé si es cierto que éste hable así cabrón, pero no mames vio mucho Llanero Solitario, con eso de toro, no mames, cabrón, no mames, solo le faltó decir: yo gran jefe toro sentado líder gran nación chichimeca, no mames cabrón, está de pánico cabrón, pero acabamos muy divertidos o acabamos en el psiquiatra.”

Y es que independientemente de lo ilegal de la grabación y de lo desafortunado, grosero y falto de sensibilidad social de sus comentarios; mostró una gran ingenuidad, por decir lo menos.

Existe una máxima para cualquier figura pública y obvio, particularmente, para quienes detentan cargos de gran importancia y en cuya imagen recae, en mucho, la fortaleza de una institución: “SI NO LO QUIERE VER PUBLICADO, NO LO DIGA”.

Viéndolo desde ahí, la petición de renuncia que ha circulado fuertemente en redes sociales y entre algunos líderes de opinión no es tan descabellada.

Pero hay que hacer unas preguntas a modo de reflexión: ¿Es conveniente tener como presidente del máximo órgano electoral a un ingenuo probado?; ¿es este muchacho lo suficientemente capaz de hacer frente a la difícil situación de confrontación social, política  y electoral que vivimos en México y que, con toda seguridad, se agravará en los próximos años?; ¿podrá ser la cabeza del árbitro de las elecciones presidenciales venideras?; ¿existirán más grabaciones de este tipo que puedan ser filtradas en momentos en que se requiera de un INE más fuerte?.

Ahora, hay que sumar la recién golpeada imagen de Córdova a las nefastas reformas en materia electoral, que derivaron en la sustitución del otro prestigiado IFE al actual endeble INE, que le saturaron de atribuciones (si antes fiscalizaban 6000 campañas ahora serán 70000); que vulneraron el federalismo al suprimir los 32 órganos locales que eran electos por los congresos estatales; que sobre-politizaron el nombramiento de los consejeros, entre otras muchas cosas más.

A lo que voy es que, lo que está en riesgo, no es Lorenzo Córdoba, es el INE mismo y, en consecuencia, los avances democráticos logrados hasta ahora en el país.

Pero el primero que debiera reflexionar al respecto es el propio “YO GRAN JEFE DEL INE” pues él, mejor que nadie, sabe si tuvo conversaciones de mayor gravedad que pudiesen vulnerar aún más al órgano que dirige, porque si filtraron una, no nos quede la menor duda de que se sabrán las demás.

Pero en tanto se conoce del desenlace del fan del Llanero Solitario, le prometo querido lector, nos leemos la próxima semana….

 

POB/BDH