PIOJOSPara evitar o, en su caso, detectar pediculosis, enfermedad causada por los piojos, es recomendable lavar y peinar el cabello, limpiar cepillos y peines con frecuencia, y revisar la cabeza, sobre todo detrás de las orejas y en la nuca.

La Secretaría de Salud estatal informó lo anterior en un comunicado e indicó que dicho padecimiento produce lesiones dermatológicas en el cuero cabelludo, por lo que es necesario observar las recomendaciones para evitar problemas de salud pública.

Otras recomendaciones básicas son limpiar cepillos y peines con frecuencia y evitar intercambiar estos objetos, así como horquillas, pasadores, gorras, pañoletas y ropa de uso personal.

La dependencia precisó que la pediculosis se transmite de persona a persona al tener un contacto cercano (cabeza a cabeza), mientras que la ropa o artículos personales de individuos con ese padecimiento también son un vehículo potencial para la transmisión.

El síntoma más característico que indica la presencia de piojos es la comezón intensa (prurito) y rascar de forma constante la zona afectada favorece la aparición de lesiones que pueden llegar a infectarse.

Los piojos son de color gris, de tamaño semejante a la de una semilla de ajonjolí y cuando uno de estos insectos hembra se aloja en la cabeza de una persona, empieza a poner sus huevos o liendres que se adhieren al cabello, cerca del cuero cabelludo, por medio de una sustancia pegajosa.

Las liendres son blancas, de forma ovalada, pueden vivir por más de dos semanas y al madurar el piojo comienza a alimentarse de sangre; primero perfora la piel e inyecta saliva, la cual contiene sustancias vasodilatadoras y anticoagulantes, y al llegar a la etapa adulta comienza a poner los huevecillos.

Es importante que al detectar la presencia de piojos se moje todo el cabello y cuero cabelludo con una loción o champú antipiojos de acuerdo a las instrucciones especificadas en el producto o las indicaciones realizadas por el médico.

Un tratamiento casero y no costoso es preparar una solución hecha con una taza de vinagre y dos de agua, y enjuagar el cabello con la mezcla.

Dichos tratamientos atacan a los piojos adultos, lo cual, limita la transmisión; sin embargo, es de suma importancia eliminar también las liendres para poner fin al ciclo de vida de estos parásitos.

Para lo anterior, después de haber realizado el tratamiento para eliminar los piojos se deben quitar las liendres con la mano o cepillar el cabello por secciones con un peine de dientes cerrados hasta cerciorarse de que han desaparecido por completo.

Mientras dure el tratamiento es necesario desinfectar a diario los cepillos y peines con agua muy caliente o cloro durante 10 minutos; así como lavar la ropa, las toallas y ropa de cama (almohadas, colchas y sábanas) también con agua caliente.

Es aconsejable que las personas con pediculosis permanezcan en casa uno o dos días después de iniciar el tratamiento y quienes conviven con el paciente se sometan a revisión y, sólo en caso de sufrir contagio, realizar el mismo procedimiento, finalizó la dependencia.

 

POB/IIAL