Artesanos de Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí y Tlaxcala, participan en la expo-venta "Tápame con tu rebozo", que se realiza en el Museo Nacional de Culturas Populares.photoEscudo_Rebozo_de_telar_de_pedal_EMPUNTADO_MAIN

La belleza de esta tradicional prenda se hace presente con novedosas creaciones, elaboradas con nuevas técnicas, y que se ha convertido en un patrimonio que resume años de conocimiento y plasma un simbolismo único, destacó en un comunicado el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Alejandra Frausto, directora general de Culturas Populares del Conaculta, detalló que la séptima edición de esta feria artesanal reúne a los tejedores más sofisticados del país, quienes comparten sus técnicas ancestrales y su sabiduría en la creación de cada pieza.

Indicó que "el rebozo en nuestro país es cuna, es mortaja, nos acompaña toda la vida y tener la posibilidad de estar en el museo, con casi 30 tejedores para explicar al público qué patrimonio tienen en cada pieza, qué años de conocimiento lleva una pieza como esta, el tiempo de creación y el simbolismo, es una oportunidad única".

Los visitantes podrán encontrar rebozos elaborados con fibra de algodón, pero también con lana, seda, manta y hasta algodón egipcio, los cuales son tejidos en telares de cintura y de pedal, bordados y deshilados a la manera tradicional o con diseños contemporáneos.

Para la tejedora Cecilia Bautista, procedente de Ahuirán, Michoacán, quien elabora modernos rebozos con plumas y flores, esta prenda representa la dignidad de la mujer, pues con ella puede abrazar a su pareja, cargar a su bebé y hasta protegerse del frío.

La expo, que se llevará a cabo hasta el próximo domingo, reúne una gran variedad de rebozos hechos en el país, con diversas técnicas, una de ellas a mano con algodón teñido a base de tintes naturales extraídos de la corteza de un árbol llamado palo de águila, que le dan ciertas tonalidades color tierra.

 

POB/BDH