El dólar está acercándose cada vez más al valor del euro. La última vez que eso sucedió fue hace 13 años. ¿El dólar alcanzará paridad con el euro próximamente? Y si es así, ¿qué significa eso para los consumidores, los negocios y los inversionistas?

El dólar se ha alzado frente al euro —y la mayoría de las monedas del mundo— este año.

El índice del dólar estadounidense, que mide al dólar frente al euro, el yen japonés, la libra esterlina, el dólar canadiense, la corona sueca y el franco suizo, ha subido casi un 10% en lo que va del 2015. ¿La principal razón? Las condiciones económicas en Estados Unidos están mejor que en Europa y Japón. El valor de la moneda de una nación normalmente sube y baja junto con su economía. Como resultado, es probable que la Reserva Federal (Fed) suba pronto sus tasas de intereses, aun cuando el Banco Central Europeo y otros bancos centrales en el mundo han estado cortando las suyas.

El dólar levantó aún más vapor después de un sólido reporte de empleo de Estados Unidos que empujó las posibilidades de que la Fed aumente sus tasas el mes que viene.

Actualmente, el euro tiene un valor de aproximadamente 1.07 dólares. Aún tiene un largo camino que recorrer antes de alcanzar la paridad 1-1. En esta época del año en 2014, por cada euro obtenías 1.24 dólares.

La caída en el valor del euro ha sido asombrosa. Y no parece que vaya a terminar todavía.

La probabilidad de un camino empinado en las alzas de las tasas está ahora en la mesa —y eso es una gran historia para el dólar, que podría alcanzar la paridad con el euro. Ciertamente hay una buena razón para pensar que el euro va a la baja, dada la clara divergencia entre las políticas monetarias estadounidense y europea.

Pero el dólar fuerte no significa buenas noticias para las grandes corporaciones con fuerte presencia internacional. También afecta a las firmas estadounidenses que se benefician de los viajeros extranjeros.

Eso es algo que la Fed va a tener que mirar con atención antes de decidir elevar sus tasas. Mientras que muchos economistas y estrategas de Wall Street ahora piensan que un alza en las tasas es algo certero para la próxima reunión de la Fed en diciembre, los inversionistas no deberían ignorar el papel que el dólar puede jugar en esa decisión. La Fed ha estado notando que las exportaciones netas han sido “suaves” en cada comunicado desde junio. Traducción: el dólar fuerte está lastimando al EU corporativo.

Una eventual subida de las tazas aumentaría aún más el dólar, especialmente si el BCE, el Banco Popular Chino y otros continúan bajando las tasas.

El dólar fuerte es una restricción para la Fed. Estas son guerras de monedas, incluso si no se hablan.

 

POB/IIAL