Agatha Christie es considerada una de las escritoras de misterio más famosas del mundo. Nacida en Torquay, Devon en el Reino Unidon, su obra se especializó en el género policial y fue la creadora del detective Hércules Poirot.

Su nombre real fue Agatha Mary Clarissa Miller y en su carrera publicó 66 novelas policiales, seis novelas rosas bajo el seudónimo de Mary Westmacott y 14 historias cortas. En 1920 se publicó su primera novela, "El misterioso caso de Styles".

Según el El Libro Guinness de los Récords, Agatha Christie es la novelista más vendida de todos los tiempos con 4 mil millones de novelas vendidas.

Gracias a su labor como enfermera durante la Primer Guerra Mundial, Agatha Christie adquirió conocimientos sobre fórmulas químicas, que posteriormente empleó para la trama de sus novelas, pues los personajes morían por envenenamiento.

La desaparición

La llamada "reina del crimen" se casó en 1914 con el militar Archibald Christie, de quien se divorció 14 años más tarde. El motivo de la separación fue el engaño de su marido, pues se había enamorado de otra mujer: Nancy Neele. Sumida en una depresión, a inicios de diciembre, Agatha Christie salió de su residencia, dejando una nota donde informaba que iría a Yorkshire.

Su auto, un Morris Cowley, fue encontrado en un paraje junto con un permiso de conducir y ropa, pero sin rastro de la escritora. El hecho conmocionó a sus seguidores y a la prensa mundial a tal grado que William Joynson-Hicks, ministro Interior, ofreció 100 libras como recompensa a quien diera informes del paradero de Christie.

Su desaparición ocupó la primera plana de The New York Times y provocó la movilización de mil agentes de policía y 15 mil voluntarios. La intensa búsqueda finalizó once días después, luego de que fuera indentificada como una huésped del Swan Hydropathic Hotel en Harrogate, una ciudad de Yorkshire. Se había registrado como Teresa Neele, el apellido de la amante de su marido.

La escritora no sabía por qué estaba ahí y tampoco reconoció el entorno ni a su marido cuando este fue a verla. Christie nunca dio explicaciones con respecto a su desaparición, y recibió un tratamiento psiquiátrico en Harley Sreet. Los médicos le diagnosticaron una "fuga psicogénica".

Las opiniones por su desaparición continúan divididas, hay quienes creen que se debió a una crisis nerviosa, ocasionada por la muerte de su madre meses antes y el fracaso de su matrimonio; otros más que solo fue una estrategia publicitaria e incluso hacer creer a la policía que su esposo la había asesinado.

El divorcio de los Christie fue inminente y Agatha se trasladó junto con su hija a las Islas Canarias donde concluyó su novela "El misterio del tren azul". En ese año, 1928, escribió la novela "El pan del gigante" bajo el seudónimo de Mary Westmacott. La obra no fue del género de detectives.

 

POB/LFJ