La Real Federación Española de Futbol (RFEF) confirmó la eliminación automática del Real Madrid en la Copa del Rey debido a que incurrió en alineación indebida durante el partido de ida de los dieciseisavos de final contra el Cádiz.

El pasado miércoles, los madridistas colocaron como titular al ruso Denis Cheryshev, sin atender a una suspensión que el jugador arrastraba desde la temporada anterior, cuando militaba en el Villarreal y acumuló tres amonestaciones pero no alcanzó a pagar su castigo.

El zurdo canterano inauguró el marcador en el campo del Ramón de Carranza, donde los “merengues” se alzaron 3-1, marcador que pasará al olvido tras la resolución encabezada por el presidente del Comité de Competición de la RFEF, Francisco Rubio Sánchez.

“El juez de competición acuerda declarar la existencia de alineación indebida del jugador del Real Madrid, Denis Cheryshev, en el encuentro disputado el 2 de diciembre de 2015 entre el Cádiz y dicha entidad denunciada, dando el partido por perdido al Real Madrid y por resuelta la eliminatoria de dieciseisavos de final a favor del Cádiz”, se informó.

No obstante, el fallo divulgado a través del portal oficial del organismo aún permite a la escuadra “blanca” “interponer recurso ante el Comité de Apelación en el plazo de 10 días hábiles”.

Asimismo se aclaró que “el partido en cuestión se computará para el cumplimiento de la sanción impuesta al jugador Denis Cheryshev, que intervino indebidamente”, esto con base en el artículo 76.3 de su Código Disciplinario.

Además, el Madrid recibió una multa que asciende a seis mil un euros (seis mil 513 dólares), pero como lo anticipó la víspera su presidente, Florentino Pérez, el club madrileño no se quedará de brazos cruzados y acudirá hasta el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).

Tras el anuncio, el Cádiz emitió un mensaje en su página de Internet oficial, en el cual señaló que no hará más declaraciones a partir de este momento respecto al tema y que se centrará de lleno en conseguir su meta que es “lograr cuanto antes el ascenso a Segunda División A”.

La entidad cadista acata la decisión del órgano federativo, al igual que lo hubiera hecho si hubiera sido desestimada. Y entiende que el Real Madrid luche por defender los derechos del club, y de sus aficionados, cara a que esa sanción pueda quedar sin efecto”, indicó el equipo.

Lamentó estar envuelto en esta situación penosa y aseguró que su intención no era adquirir un protagonismo extra cancha, pues la única alegría para ellos en esta serie fue “acoger la visita de una de las entidades más importantes del fútbol mundial”.

 

POB/FOL