La Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) advirtió que en época de frío también puede haber daños a la piel, por lo cual es importante cuidarla al igual que cuando hace cuando hay gran intensidad de los rayos solares.

En un comunicado dijo que los cambios de temperatura pueden afectar en diferentes modos al órgano más extenso del cuerpo.

Así como el calor produce sudor, que contiene sales que irritan la piel, el frío causa resequedad, comezón, irritación y/o grietas sobre todo en las regiones más expuestas a las bajas temperaturas, como son labios, orejas, mejillas, manos y pies principalmente.

Es importante cuidar nuestra piel manteniéndola bien hidratada con cremas, tratar de aplicarlas después del baño y en caso necesario varias veces al día, además de usar varias capas de ropa para mantenerla protegida de frío, viento, humedad, cambios bruscos de temperatura y sequedad producida por la calefacción”, recomendó Julieta Ruiz Esmenjaud, especialista en Dermatología.

La también integrante de la FMD subrayó que las personas con dermatitis atópica (problema crónico e inflamatorio que afecta a 20 por ciento de la población infantil), o quienes padezcan inflamación, prurito y dolor causados por temperaturas bajas deben tener especial cuidado pues estos padecimientos se agravan en la temporada de frío.

Al igual que en primavera o verano, durante el invierno la piel debe protegerse con bloqueador solar, sobre todo cuando se visitan centros vacacionales pues la radiación ultravioleta se multiplica por el efecto de la reflexión de la luz en lugares donde hay nieve, como el Nevado de Toluca o el Cofre de Perote, que suelen ser visitados en esta época.

En caso de daño y de dudas sobre cómodo proteger la piel, Julieta Ruiz recomendó acudir con un especialista en Dermatología para que defina el tratamiento más adecuado, así como evitar los tratamientos caseros y los llamados “productos milagro”, que pueden dañar más.

 

POB/BDH