El Senado de la República analiza en comisiones un reforma que plantea establecer como requisito para la titulación y el ejercicio de una carrera realizar prácticas profesionales que fortalezcan la formación de los egresados.La propuesta presentada por el senador Arturo Zamora Jiménez argumenta que con esa obligatoriedad se certificaría que los egresados están preparados para un ejercicio de calidad y responsable, así como un mejor y amplio acceso al mercado laboral.

Señala que en la actualidad en la mayoría de las universidades y carreras se ha desvirtuado la figura del servicio social, que es requisito para la titulación, pues en ocasiones se percibe más como trámite burocrático y no como una forma de adquirir conocimientos y experiencia para cuando ingresen al mercado laboral.

Asimismo las dependencias públicas o privadas que reciben alumnos no perciben el servicio social como una forma de los estudiantes retribuyan o apoyen a la sociedad con sus conocimientos.

Mas bien lo toman como una forma de tener “mano de obra barata” para labores de apoyo en oficinas, desvinculados de la realidad laboral y profesional de sus carreras.

En la iniciativa se propone incluir la práctica profesional para que se convierta en un requisito constitucional para optar al título profesional en aquellas carreras que en la ley de cada entidad federativa se determine necesaria para comprobar que el aspirante cuenta con los conocimientos y satisface las cualidades y capacidades esenciales para asegurar su ejercicio responsable y de calidad.

El vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado indicó en entrevista que las prácticas profesionales se podrían realizar en instituciones públicas o privadas que se determinen para tales efectos y con ello se garantizaría “consolidar la formación académica de los egresados de las diferentes licenciaturas”.

Tiene el doble propósito de fortalecer los conocimientos y la experiencia de los alumnos que egresan de determinadas carreras mediante el ejercicio práctico de los conocimientos adquiridos, lo que procurará su posible integración al mercado laboral, indicó Zamora Jiménez.

La reforma al Artículo 5 constitucional señala que cada Estado determine cuáles son las profesiones que necesitan título para su ejercicio, las condiciones que deban llenarse para obtenerlo y las autoridades que han de expedirlo.

Asimismo, los casos en los que la obtención del título para ejercer una profesión requerirá como requisito esencial cumplir con prácticas mediante trabajo profesional previo.

De acuerdo con el estudio “Tendencias mundiales del empleo 2014”, con base en datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), casi 74.5 millones de personas de entre 15 y 24 años de edad han estado desempleados, casi un millón más de lo registrado en 2012.

En ese orden, la OIT determina que la tasa mundial de desempleo juvenil ha aumentado hasta 13.1 por ciento, tres veces superior a la correspondiente para el desempleo de adultos.

POB/FOL