Diez muertos y 15 heridos es  el saldo de un atentado suicida en la Mezquita Azul de Estambul, en la zona turística de Sultanahmet, informó el gobierno de Turquía. El hecho fue cometido por un integrante del Estado Islámico (EI).

Se ha descubierto que el perpetrador del ataque es un miembro del Deesh (acrónico árabe del EI) de nacionalidad extranjera", dijo Ahmet Davutoglu, primer ministro del país.

Todas las víctimas mortales del atentado son extranjeras, confirmó Davutoglu durante una reunión de emergencia con los responsables de la seguridad interior, sanidad, asuntos exteriores y servicios de inteligencia.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, dijo que el responsable del ataque fue un terrorista de origen sirio. 

Condeno el ataque, que se ha determinado fue un ataque de un terrorista suicida de origen sirio". Expreso mis condolencias por los muertos y deseo una rápida recuperación a los heridos", dijo el presidente turco.

El agresor tiene 28 años, ya que su nacimiento fue en 1988, dijo Numan Kartulmus, viceprimer ministro turco.

La explosión tuvo lugar en una explanada en la Mezquita Azul, al parecer entre un grupo de turistas. Entre los heridos están nueve alemanes y un noruego, en tanto que la Embajada de Perú informó que un ciudadano del país sudamericano también está herido.

La Mezquita Azul junto con los monumentos de Santa Sofía y el Palacio de Topkapi forman el principal atractivo turístico de Estambul, lugar que recibe unos 10 millones de viajeros cada año.

Luego de los hechos, la zona fue acordonada y el tránsito por las calles fue interrumpido.

El ataque "es un gran golpe al turismo de toda la región", dijo el presidente de la Asociación de Turismo de Sultanahmet.

Hay 7 mil hoteles en esta zona. Los turistas ahora quieren irse. Ya están buscando billetes (para regresar a sus países). Con esta explosión, el año 2016 ha terminado para nosotros", declaró.

POB/BDH