La idea de celebrar Juegos Panamericanos se planteó por primera vez durante Juegos Olímpicos de 1932 en Los Ángeles, Estados Unidos, donde los representantes de América Latina del Comité Olímpico Internacional (COI) sugirieron que debía crearse una competición entre todos los países de América.

El primer evento llamado Juegos Panamericanos se celebró en Dallas, Estados Unidos en 1937, pero no atrajo mucha atención ni se considera oficial.

Fue hasta 1940 cuando en el primer congreso del Comité Deportivo Panamericano, celebrado en Buenos Aires, que se acordó que la primera edición se realizara en esa ciudad en 1942. Sin embargo, por la Segunda Guerra Mundial, fueron suspendidos.

Seis años más tarde, en 1948, en la ciudad de Londres se llevó a cabo el segundo congreso de dicho comité y se reconfirmó a Buenos Aires como sede de los primeros juegos que se realizaron en 1951.

Las competiciones iniciaron el 25 de febrero y concluyeron el 9 de marzo, donde participaron 2,500 atletas de 21 naciones americanas.

Los países miembros de la Mancomunidad de Naciones como Canadá no participaron en la primera edición de los juegos.

El primer fuego panamericano de la historia llegó desde Olimpia, Grecia en un vuelo de Aerolíneas Argentinas y aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza pocas horas antes de la inauguración oficial de los primeros Juegos Panamericanos.

Los segundos juegos se realizaron en Ciudad de México, México en 1955, las competiciones comezaron el 12 de marzo e incluyeron 2583 atletas de 22 países, compitiendo en 17 deportes.

En cada edición, los Juegos Panamericanos aumentaron en importancia y tamaño. En menos de medio siglo se duplicó el número de atletas, países y modalidades, hasta ser en una de las principales competiciones del calendario deportivo mundial.

 

POB/LFJ / IIAL