A la semana seis de 2016, (correspondiente a del 7 al 13 de febrero) en Puebla se tiene acumulados 73 casos de influenza, de acuerdo con el Boletín Epidemiológico, emitido por el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

Según un reporte de la Secretaría de Salud del Estado Puebla (SSEP) generado el 19 de febrero, en el estado se tienen contabilizados 99 casos de influenza y dos defunciones; dicha cifra representa el aumento de 26 casos, respecto a la fecha registrada por el Boletín.

La dependencia añade que de los 53 hospitales de la SSEP en 30 tiene pacientes, mientras que en los nosocomios privados, se detectaron diez casos que no requerían de hospitalización bajo el criterio de influenza.

A la semana seis, México tiene registrados 1,290 casos de influenza y 53 defunciones. Las entidades más afectados por el virus son: Distrito Federal con 180, Jalisco 176, Estado de México 131 y Nuevo León con 129.

La SSEP menciona que el comportamiento del virus de la influenza en el país ha tenido fases cada dos años, manifestándose con un aumento y con predominio de influenza H1N1. La última fase ocurrió en 2014, se prevé que los contagios disminuyan durante las próximas dos semanas hasta desaparecer.

¿Qué es la influenza y cuáles son sus síntomas?

Según la Secretaría de Salud, la influenza es una enfermedad aguda de las vías respiratorias, tiene cura y puede ser controlable si se recibe atención médica a tiempo.

Existen diferentes tipos de influenza divididos en tres, A, B y C, y sus manifestaciones son parecidas.

Influenza tipo A:

Las aves acuáticas salvajes son huéspedes una gran variedad de la influenza tipo A. En ocasiones, los virus se transmiten a otras especies y pueden causar brotes en aves de corral o dar lugar a pandemias de gripe humana.

Influenza tipo B:

Este virus afecta en especial los humanos y es poco común. Los únicos animales susceptibles a la infección de B son el sello y el hurón.

Influenza tipo C:

Este virus generalmente produce enfermedades respiratorias leves que presentan síntomas que no ocasionan grandes molestias ni origina epidemias. Puede infectar a seres humanos, perros y cerdos.

En México, circulan tres virus estacionales: A (H1N1), A (H3N2) e influenza tipo B.

La forma de contagio es de persona a persona, el virus puede entrar al organismo por nariz, ojos y boca; también puede haber contagios al tocar superficies contaminadas con el virus como: teléfonos, juguetes, manijas, computadoras, etc.

Entre los síntomas que se presentan al estar infectado del virus de la influenza se encuentran:

  • Dolor de cabeza.
  • Fiebres de 38° o más.
  • Escurrimiento o congestión nasal.
  • Dolor de articulaciones.
  • Dolor al tragar, de pecho o estómago.

Los grupos que presentan mayor riesgo a desarrollar una infección grave son los niños menores de dos años de edad, personas mayores de 65 años, mujeres embarazadas y personas con comorbilidades (diabetes, hipertensión, obesidad, EPOC, IRC, enfermedad cardiaca, inmunosupresión y/o asma).

Medidas preventivas

Hasta el momento, la SSEP lleva 97% de avance en la vacunación contra la influenza. Dicha vacuna protege a las personas contra los virus estacionales A(H3N2), A(H1N1) y B.

En Puebla, la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó que durante la temporada invernal se han aplicado 621,363 vacunas contra la influenza.

La campaña de vacunación inició en octubre de 2015 y culminará el próximo 29 de febrero de 2016. Pese al avance en vacunación, se estarán aplicando dosis adicionales en las Unidades de Medicina Familiar y en las Unidades Rurales del Programa IMSS Prospera.

Ante el contagio del virus, la Secretaría de Salud invita a la población a tomar medidas preventivas como:

  • Lavarse las manos frecuentemente, no saludar de beso ni de mano, beber muchos líquidos, no automedicarse, evitar lugares de alta concentración si se está enfermo, consumir una mayor cantidad de alimentos ricos en vitamina C.
  • Al toser o estornudar, cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo y no tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo la nariz, la boca y los ojos.

La Secretaría de Educación Pública (SEP), ha invitado a las escuelas de educación básica y superior a tomar precauciones y estar al pendiente del contagio de algún alumno para evitar una mayor incidencia de casos.

Cartel-Sabes-lavarte-lasmanos1-002_web

 

POB/IIAL