Las redes sociales son una de las formas preferidas de los atacantes para difundir amenazas. Durante 2015, varios cibercriminales propagaron malware mediante un enlace falso con pornografía o una noticia impactante.

Al dar clic, el usuario puede ser víctima de robo de información personal o descargar un virus malicioso en su equipo. Por esta razón, ESET, compañía de seguridad informática, da cinco consejos para mejorar la seguridad en Facebook:

1Contraseña impenetrable. El "password" debe ser largo y original, es recomendable combinar mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.

2Controlar el inicio de sesión. Actualmente los usuarios pueden conectarse desde varios dispositivos al mismo tiempo, dificultando comprobar el aparato desde donde inició sesión. Facebook archiva cada inicio de la cuenta como una sesión activa, y esto puede administrarse desde la configuración de seguridad de la red social.

3Detectar accesos no autorizados. El usuario puede configurar alertas de inicio de sesión, esto es, cada vez que abra su cuenta desde un dispositivo, llegará una notificación al correo. Si alguien más ingresa a la cuenta, el usuario recibirá una alerta y podrá iniciar un proceso de verificación de identidad.

4Evitar ser víctima de phising. Las estafas mediante redes sociales son cada vez más frecuentes, por lo que al dar clic en ciertos enlaces, el ciberpirata podrá robar la información del usuario. No ingresar a sitios dudosos es la mejor opción.

5Cuidado con el spam. Llega mediante la solicitud de un amigo, publicación o mensaje privado en Facebook. Si el "amigo" comparte en reiteradas ocasiones el mismo mensaje, es preferible no dar clic.

El malware es un software intruso que se filtra en la computadora con el fin de robar información, incluso puede dañar el equipo.

Facebook es una de las redes sociales más populares del mundo, ya que millones de personas la usan diariamente, por lo que las estafas por este medio crecen cada vez más.

 

POB/BDH