¡Osú! Os lo cuento, con agrado y sin disimulo,, que nueve unidades académicas habrán de elegir director para los siguientes cuatro años y que este lunes estará harto movido sobre todo en Economía y en Ingeniería Civil.

Os lo cuento en voz baja para que no influya mi versión en los resultados; decidí que dos ínclitos personajes, que se las dan de resolver el mundo en un dos por tres y se les hace poco el mar para echarse un buche de agua, manejaran los procesos internos para dar seguridad a la manada.

¡Hostia! y que Elver Gudo y Abraham Suculito, los susodichos operadores de lujo riñieron y se propinaron serios mandobles por el control del proceso, que El Jefe, el líder de la manada, tuvo que operar y mandarlos a descansar.

¡Rediéz! al cuarto para las doce El Jefe se apoyo en dos chuchas cuereras en el terreno de las elecciones y los mandó llamar de manera urgente; presentaronse más puestos que una media de marino con dos meses sin bañarse y compusieron el galimatías que los tales operadores habían entretejido.

¡Os lo juro! por las barbas de la Tía Justa del Prieto, que Lucho Portuano y Taguango Tuhoyo; el primero portugués y el segundo coreano, con amplia experiencia en el arte de elegir sin triquiñuelas, ayudaron a El Jefe a poner en orden el changarro y pronto resolvieron en más de tres manoseos que habían causado los susodichos.

Por lo pronto, la siempre combativa Economía habrá de decidir entre la brillante María Isabel Angoa, Lorenzo Salgado, Alejandro Jiménez y Salvador Pérez Mendoza. Salvo la fémina, los otros tres son huesos duros de roer; obra en contra de Pérez Mendoza, el beso de la muerte que le ha dado el peor director que ha tenido la facultad en 80 años, o sea Isidro Honorio Ojeda Lara y la inconstancia de Lorenzo Salgado. Pareciera ser que Jiménez o Angoa pueden lograr el blasón. Pero habrá que esperar.

En Ingeniería Civil, la lucha estará reñida entre Cecilio Guerrero y Fernando Lazcano. La lucha será a muerte, dicen y el resultado será apretado.

Mientras tanto, esperaré los resultados, con los pelos de punta debido a que este  fin de semana no recibí la bendición del Cardenal Gas Mechas debido a que acompaña en estos día a su Patrón.

¡Abúr!

@DonMelchor1

DonMelchor@poblanerias.com