Hace 27 años en un día como hoy  Francisco José Hernández Mandujano conocido como Chico Che, “el hombre del overol”,  murió en la Ciudad de México víctima de un derrame cerebral a los 43 años de edad.

Además de por sus canciones Chico por Francisco y Che por José, era conocido por vestir un overol azul. Existen dos versiones de cómo comenzó a usarlo.

En los años sesenta, en México, ponerse overol era sinónimo de ser “gabacho”, de Estados Unidos, época en que el pantalón de mezclilla se utilizaba sólo para trabajos de fábrica o campo.

Concepción Rodríguez, esposa del cantante, platica que un día Chico Che compró un overol con el que se sintió cómodo, se lo puso y al cantar en un baile su vestuario fue del agrado del público. Semanas después le pidió a un sastre que le confeccionara otros overoles, algunos modestos y otros con telas brillosas y de piel.

La segunda versión la cuenta su hijo Francisco, quien asegura que su padre fue un obrero petrolero y un amigo que tenía de Estados Unidos le regaló varias cosas, entre ellas un overol fabricado con mezclilla, mismo que utilizó al no tener que ponerse para ir a un baile y que en lugar de burla causo una gran aceptación por el público.

Al morir José Francisco ninguno de sus tres hijos se puso el overol para continuar con el legado. Hace poco uno de sus nietos lo hizo durante un festival escolar.

Chico Che fue el músico tabasqueño más popular de los años setenta y ochenta, mencionaba que uno de sus grandes ídolos eran Los Rebeldes del Rock, por lo que las introducciones de guitarras de rock en éxitos como «Quién Pompó», fueron ideas de él.

Grabó 45 LPs, participó en 4 películas, obtuvo  3 discos de oro, varios de Platino y 3 Discos Dorados.

Por su popularidad y el éxito de sus canciones tropicales, Chico Che incursionó en el cine mexicano. Una de las películas en las que actuó fue en “Huele a gas”, donde la actriz principal era Sasha Montenegro y  “el hombre del overol” aparece cantando y  bailando con un overol azul marino.

Chico Che se ha convertido en una figura de culto varios lugares de México. Su música es común escucharla en eventos sociales.

POB/IIAL