Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, sostuvo una reunión con Raúl Castro en el Palacio de la Revolución de La Habana, como parte de su itinerario en la visita histórica que está realizando el mandatario estadounidense en territorio cubano.

Previo a sus actividades de este lunes 21 de marzo, Obama señaló que “El cambio va a llegar” y mencionó que Castro entiende la situación, siendo este su tercer encuentro bilateral desde que se anunciará el comienzo del diálogo entre ambas naciones.

Tras la reunión, el presidente Castro dijo que existe un balance positivo en los avances con las relaciones bilaterales, destacando los acuerdos de correo directo y los vuelos regulares, además anunció la negociación de nuevos pactos en materia de lucha con el narcotráfico y para avances en salud y agricultura.

En sus declaraciones, Raúl Castro mencionó que existen profundas diferencias entre ambas naciones que no van a desaparecer, como la democracia, los modelos políticos, los derechos humanos, la justicia social y las relaciones internacionales, señaló.

Raúl Castro también dijo que en su encuentro con Obama se discutió sobre la desestabilización de Venezuela y el proceso de paz en Colombia.

Por su parte, Barack Obama señaló que el futuro de Cuba será decidido por los cubanos y aunque reconoció que falta mucho por dialogar dijo que su país está listo para hacer más negocios con Cuba.

El mandatario estadounidense también hizo hincapié en la necesidad de una apertura del internet en Cuba, y señaló que en el siglo XXI ningún país puede tener éxito si los ciudadanos no tienen acceso a la red.

Previo a su encuentro con Raúl Castro, Barack Obama asistió a una ceremonia ante el monumento de José Martí, héroe nacional cubano, además, saltando el protocolo establecido pidió a su equipo que se le tomará una foto con una esfinge del “Che” Guevara.

 

POB/JS