Fernando Alonso, piloto español de la Fórmula 1 (F1), no podrá correr el Gran Premio de Baréin después de que no superará el examen médico obligatorio de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) tras su accidente en el Gran Premio de Australia.

Todo se derivó de su impactante accidente sufrido en el circuito de Albert Park en Australia, donde con su monoplaza tocaría al coche conducido por el mexicano Esteban Gutiérrez de la escudería Haas, para terminar en el fondo de la pista en algo que definió Alonso como la sensación de haber estado en una lavadora gigante.

Alonso reportaba varios síntomas tras la accidente, como dolores en las rodillas y costillas en los primeros días, pero el reposo y su optimismo parecían indicar que no se quedaría fuera de la competencia, sin embargo, ya en el circuito de Sahkir en Baréin, Alonso acudió al centro médico para su revisión.

La FIA posteriormente a la revisión médica explicó:

“De acuerdo a un examen llevado a cabo esta mañana… Se ha decido que el piloto de McLaren Honda, Fernando Alonso, no debería participar en el Gran Premio de Baréin de este fin de semana. Se compararon dos sets de tomografías en el tórax y se decidió que, en términos de seguridad, había una insuficiente resolución de los signos que le permitieran competir”

Tras el anuncio, McLaren anunció a Stoffel Vandoorne como su piloto para la carrera, mientras el regreso de Alonso podría darse en el Gran Premio de China, donde tendrá que pasar una nueva prueba médica.

Por su parte Fernando Alonso comentó:

“Tengo que pasar otras pruebas en los próximos 8 ó 10 días y después la FIA me volverá a evaluar para ver si puedo correr. Primero es la seguridad y luego el rendimiento, con suerte todo irá bien”

 

 

POB/JS