La Contingencia Ambiental que vivió la Ciudad de México en semanas pasadas desató un estado de emergencia sobre las políticas ambientales que rigen a la capital del país, sobre todo acerca de la cantidad y uso de los automóviles.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) activó la Fase I de Contingencia Ambiental el pasado 15 de marzo, con duración hasta el 17 de marzo; las primeras medidas restrictivas a los automóviles comenzaron, además los servicios de transporte público: Metro, Metrobus, etc., fueron gratuitos con el fin de invitar a la gente a no utilizar su automóvil.

Contingencia-ReutersA este tiempo, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, dijo que la Contingencia Ambiental no era responsabilidad única de la capital del país y reprochó a los estados miembros de la Megalópolis no hacer su parte por el monitoreo a la capital del país.

Las gestiones de la CAMe continuaron hasta en 28 de marzo, en donde una reunión de los gobernadores de la Megalópolis: Hidalgo, Tlaxcala, Morelos, Puebla, Estado de México y la Ciudad de México, se presentó con miras a coordinar acciones para no sufrir una nueva contingencia ambiental.

Mancera se adelantó al comunicado de la CAMe y afirmó el 29 de marzo que los estados llegaron a un acuerdo para aplicar el programa Hoy No Circula de manera general en la Megalópolis, y dijo que esta medida sería aplicada porque todos los mandatarios de los seis estados estuvieron presentes y estuvieron de acuerdo.

Ante las declaraciones del jefe de Gobierno, Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla y José Francisco Olvera, gobernador de Hidalgo rechazaron que en sus estados el programa Hoy No Circula se aplicara.

La CAMe también desmintió a Miguel Ángel Mancera y en una conferencia de prensa emitió las modificaciones acordadas al programa Hoy No Circula válidas solo en las 16 delegaciones de la Ciudad de México y en 18 municipios del Estado de México.

La CAMe informó que en la Ciudad de México todos los vehículos sin importar el holograma dejarán de circular un día de la semana, dependiendo el color de la calcomanía que le corresponda, entrando en vigor la medida desde el cinco de abril hasta el 30 de junio.

CAMeEsta disposición también aplicará para los vehículos con placas federales, los autobuses de pasajeros, para transporte escolar, para aquellos que distribuyen materiales peligrosos e inclusive las motocicletas, quedando solo exentos los transportes dedicados a servicios de protección civil, servicios médicos y de seguridad, entrando también los autos eléctricos e híbridos.

La comisión explicó que alrededor de 22,000 fallecimientos están asociados por la mala calidad de aire, motivo por el que las modificaciones las consideró como oportunas para poner en acción a las autoridades del país.

¿Qué pasa con Puebla?

Desde las declaraciones de Miguel Ángel Mancera, el Gobierno de Puebla estableció que el programa “Hoy No Circula” no se aplicaría dentro de la entidad.

La Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSOT) dijo el 16 de marzo que Puebla ha realizado acciones para procurar la mejora de la Calidad del Aire en el estado y explicaba que la geografía del estado permite una buena dispersión de contaminantes, así como el número de vehículos que conforman el parque vehicular no se requería de aplicar el Programa Hoy No Circula.

Entre las principales acciones destacó:

  • El monitoreo de la Calidad del Aire a través del Fortalecimiento de la Red Estatal de Monitoreo Atmosférico (REMA) permitiendo continuar con el diagnóstico permanente de la Calidad del Aire la Zona Metropolitana del Valle de Puebla (ZMVP).
  • Se realizó la Homologación de los sistemas de verificación a los estándares de la Ciudad de México, al implementar la prueba dinámica en el 100% de los centros de verificación vehicular, utilizando los estándares exigidos por la CAMe.
  • La implementación de la Red de Transporte Urbano Articulado (RUTA) ha permitido que se redujera en 25,000 mil toneladas anuales las emisiones contaminantes a través de la reestructuración del transporte, el ordenamiento y regulación del mismo.

Por otro lado, la cuestión de movilidad y parque vehicular en Puebla, podría ser un punto a considerar para la aplicación o no del Hoy No Circula en Puebla.

Parque Vehicular y Movilidad

Sin embargo, el parque vehicular en circulación ha tenido un aumento progresivo dentro del estado de Puebla, tan solo para el cierre de 2013, circulaban 833,731 automotores y de esta cantidad, 425,360 circulaban en el municipio de Puebla.

Además se estima que cerca de 3.5 millones de viajes se realizan diariamente en la zona metropolitana de Puebla, de estos 50% se realiza por medio de transporte público y solamente 15% es generado por el transporte particular.

TráficoPara Anuar Musalém Valencia, subdirector de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (MTM), capítulo Puebla, la aplicación de un programa como el Hoy No Circula en el estado no tendría mayor efecto ya que no existe una oferta de desplazamiento para los conductores de automóviles particulares y en algunos casos, las personas con un mayor nivel socioeconómico optan por adquirir un segundo automóvil con un menor costo para evadir las medidas.

Especificó que otra de las cuestiones que afectan la movilidad es la cultural, ya que existe un uso indiscriminado del automóvil, pues en Puebla, las personas llegan a utilizar el transporte vehicular para recorrer diez cuadras, lo que significa un uso inadecuado, mientras en otras partes del mundo con un registro vehicular parecido al del estado, el automóvil es utilizado para recorrer distancias más largas de 35 a 40 cuadras.

“No tan solo debe de haber los medios para desincentivar el uso del automóvil, también debe de haber la conciencia social para no usar el automóvil cuando no sea necesario, en el primer caso si le corresponde a la autoridad dotarnos de transporte público eficiente y de calidad…En el otro aspecto somos los habitantes los que tenemos que tener un poco más de conciencia sobre nuestros desplazamientos”

Agregó que para desincentivar el uso del automóvil particular, se debe de ofrecer a los ciudadanos un nuevo modo de traslado, explicando que la gran mayoría recae en el transporte público, el cual debe cubrir todas las necesidades, así como la aplicación de ciclopistas pero con una localización específica donde una mayor cantidad de personas la utilicen.

La incentivación del uso de automóviles con nueva tecnologías renovables o de motor eléctrico también debe ser utilizada -señaló- si bien este tipo de transportes tienen un costo elevado, se puede promover su uso a través de incentivos fiscales, como el no pago del control de vehicular y otros impuestos para este tipo de automóviles.

“Primero debemos voltear hacia métodos o hacia políticas públicas que desincentiven el uso del vehículo particular, pero no de manera coercitiva, a los ciudadanos nos deben de dar otra opción hacia los traslados, otro modo de traslados”

 

POB/LFJ