Maria Sharapova, tenista rusa, ha sido suspendida por las Naciones Unidas (ONU), como embajadora de buena voluntad, en una nueva consecuencia tras admitir el salir positivo en un control antidopaje por la sustancia meldonium.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), anunció que la decisión de suspender a la tenista se había tomado desde hace una semana, señalando que todas las actividades planificadas con Sharapova ya han sido suspendidas mientras continúa la investigación sobre su dopaje.

En su anuncio, el PNUD expresó su agradecimiento a Sharapova por su participación en la agencia, la cual comenzó en el 2007; en cuanto a su apoyo, la tenista mantiene una fundación que trabaja con Naciones Unidas para promover la educación en las áreas afectadas por el desastre nuclear de Chernobil, el cual se produjo en 1986.

Un portavoz de la ONU señaló: “El PNUD sigue agradecido con Maria Sharapova por su apoyo a nuestro trabajo, especialmente sobre la recuperación del desastre nuclear de Chernobil”

La semana pasada, Maria Sharapova explicó que había dado positivo en un control antidopaje aplicado en el Abierto de Australia debido a que consumía un medicamento con la sustancia meldonium, que utilizaba para controlar molestias cardiacas.

El meldonium fue agregado a la lista de sustancias prohibidas a partir de este 2016, algo que Sharapova desconocía, pero aclaró que ya había sido notificada a partir de correos electrónicos que ella no atendió. Hasta el momento, no se ha aplicado alguna sanción contra la tenista pero se mantienen las investigaciones.

En cuanto a las consecuencias por el doping positivo, la suspensión por parte de Naciones Unidas se suma a la pérdida de tres contratos publicitarios con Nike, Porsche y TAG Huer, marcas que rompieron toda actividad de patrocinio y de renovación de contrato mientras se resuelve su situación.

 

 

POB/JS