El sexo casual, que muchas personas consideran como ideal para los hombres porque no implica compromiso ni responsabilidad, en realidad causa estrés y depresión en ellos, de acuerdo con un estudio de el Journal of Sex Research.

Las consecuencias emocionales en los hombres a causa de una noche de sexo casual, no siempre obedecen a que las relaciones en sí mismas detonen estrés y depresión, sino que se acentúa en aquellos hombres que previamente mostraron síntomas.

La investigación implicó entrevistar a más de cuatro mil universitarios que habían tenido sexo casual la noche previa con una pareja desconocida.

Los resultados marcaron 10% de caída en la satisfacción, 15% en aumento de depresión y 17% en incremento de ansiedad.

Los participantes, entre 18 y 25 años de edad, estaban en una etapa de alta sensibilidad emocional, por lo que los investigadores observaron que dicho patrón hacía buscar este tipo de relaciones.

Las relaciones de deseo casual generan estrés y ansiedad están lejos de ser satisfactorias y pueden exacerbar sentimientos negativos e incluso destructivos, explicaron los investigadores.

El sexo casual no es gratificante y los niveles de satisfacción son menores, aun cuando en este tipo de relaciones crece el deseo y la pasión.

Las parejas que esperaron por lo menos dos o tres semanas antes de tener relaciones tuvieron niveles superiores de satisfacción y estabilidad, tras un año de su primera vez juntos, de acuerdo con una investigación de la Universidad de Brigham.

El portal imujer.com da algunos consejos para no tener sexo casual:

  1. Nunca es casual. Pese a que en apariencia es una práctica sin compromiso, las personas comparten algo en el plano emocional.
  2. No conoces al otro. Al no saber cómo es la persona, no conoces los gustos y puede convertirse en una experiencia negativa.
  3. No es amor. La mayoría de las mujeres van en busca de sexo acompañado con amor, y las relaciones casuales están lejos de esa combinación.

 

POB/BDH