Sebastian Vettel, piloto de la escudería Ferrari en la Fórmula 1, ha mostrado su postura en cuanto a la crisis de identidad que parece atravesar el máximo circuito del automovilismo, al mencionar que la competencia debe dar prioridad al deporte antes que al espectáculo.

“La forma en que concibo la F1 es como un deporte. Entiendo que es un espectáculo también, pero para mí es un deporte”, señaló Vettel.

Vettel mencionó que la Fórmula 1 tiene una gran oportunidad con los cambios en el reglamento técnico para 2017, donde puede enfocarse hacia un camino que asegure su permanencia como el mejor deporte en el circuito motor.

El piloto de Ferrari explicó que el huir de las raíces deportivas del automovilismo sería una grave noticia no solo para los fanáticos, sino para los pilotos.

“Cuando empecé a competir, lo que más me interesaba, aparte de conducir, era la lucha con el resto de pilotos, el intentar salir primero, ser el más rápido y creo que ese sigue siendo el reto principal; para mí es lo más importante”, dijo el piloto alemán.

Además, expresó que si bien existen aspectos por mejorar, lo mejor es encontrar un punto medio para definir qué cosas mantener y cuáles mejorar, esto con el objetivo presente de mantener a las monoplazas de Fórmula 1 como las más rápidas dentro de las competencias de automovilismo.

“La F1 siempre ha sido la cima del motor, así que es normal que los coches deban ser más rápidos que el resto del mundo, y creo que lo son… Aquí y allá tenemos aspectos que podemos mejorar, y si se mira para atrás, tal vez sea muy claro cómo permanecer o lo que deberíamos volver a hacer en el futuro”, explicó Sebastian Vettel.

La acción de la Fórmula regresa este domingo primero de mayo, cuando en el circuito de Sochi se corra el Gran Premio de Rusia.

[gap]

POB/JS

[gap]