Fernando Alonso, piloto español de la Fórmula 1, se ha mostrado decidido a regresar al volante en el Gran Premio de China tras perderse la carrera de Baréin, pero no da nada por sentado ya que todavía debe pasar una nueva prueba del equipo médico de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

El asturiano de la escudería McLaren no pudo participar en el Gran Premio de Baréin de hace una semana debido a que no pasó un examen físico producto de un accidente en la primera carrera del año en Australia.

Alonso señaló la gran decepción que resultó el no poder competir, por lo que ahora se ha preparado con la intención de no volver a fallar las pruebas médicas.

“Respeto completamente la decisión del equipo médico de la FIA. Aunque espero volver al volante el viernes, hasta que los doctores no me den luz verde para correr, no podemos dar nada por hecho, pero sigo preparándome para el fin de semana como siempre lo hago”, explicó Alonso.

Su ausencia en Baréin no fue del todo mala, explicó Alonso, ya que pudo ver la evolución de McLaren desde otra perspectiva y aunque afirmó que prefiere estar conduciendo, pudo entender mejor todo el trabajo que se realiza para que las monoplazas puedan salir a la pista.

En cuanto a la carrera para este fin de semana en el Circuito Internacional de Shangai, Alonso explicó que siempre ha disfrutado de la carrera en China, en donde ya obtuvo la victoria en par de ocasiones y en donde espera ver los progresos de McLaren en estas semanas.

“El circuito es divertido para pilotar y hay algunas secciones de alta velocidad que son divertidas en la parte trasera, así que estoy ilusionado por ver de lo que es capaz nuestro chasis y la unidad de potencia ahí este año”, dijo Fernando Alonso.

POB/JS