Sin besos no hay orgasmos, es en resumen la basoexia, una parafilia en la que a través de los besos se consigue llegar al orgasmo o a la plenitud del acto sexual.

En la basoexia, la persona tendrá una respuesta sexual negativa o inexistente si no hay de por medio besos. El beso es el camino para conseguir el orgasmo, si este no existe, la relación se considera incompleta y el deseo inexistente.

Las personas con esta parafilia son incapaces de hallar un significado erótico o excitante a la estimulación en cualquier parte del cuerpo, incluso en las zonas erógenas si esta no va acompañada de besos.

Un estudio realizado por la Universidad de Rugters, a los hombres les gustan los besos húmedos, pues quieren transferir inconscientemente la testosterona a la mujer, para estimular el deseo sexual.

En el caso de las mujeres, el estudio publicado en la revista Evolutionary Psychology indica que a ellas, los besos les permiten evaluar quién podría convertirse en su pareja sentimental.

El kamasutra recomienda estos tres tipos de besos:

Beso de toque: El amante toca el labio de su pareja con su lengua y pone sus manos en las de ella cerrando los ojos. Es un beso romántico y muy sugerente.

Beso directo: Los labios de los dos están en contacto directo y se chupan con voluptuosidad como si fueran una fruta.

Beso viajero: El beso travieso que recorre todo el cuerpo, con diversas intensidades pero sin detenerse en ningún punto, para provocar un estado de excitación general.

Beso con las pestañas: Cuando se recorre los labios o la cara del otro y se acarician las pestañas con besos.

Beso superior: Cuando uno de los dos toma con sus dientes el labio superior y el otro le devuelve el beso besándole en el labio inferior.

[gap]
POB/LFJ [gap]