Bayern Munich y Atlético de Madrid definen al primer equipo que estará presente en la final en Milán de la UEFA Champions League, cuando se enfrenten en el partido de vuelta de la semifinal en el Estadio Allianz Arena.

Atlético llega con ventaja a este partido después de conseguir la victoria 1-0 en el Vicente Calderón en el duelo de ida, la anotación de Saúl Ñiguez le ha dado fortaleza al Atlético para enfrentar el duelo, dominando un estilo que fue inclusive molesto de enfrentar para el Bayern en el primer partido.

Para Diego Simeone, técnico del Atlético de Madrid, no le molesta el que critiquen su estilo y afirmó que no está para complacer a nadie, solo para conseguir éxitos deportivos para su equipo.

“No me detengo ni un segundo a pensar en los estilos. No me preparo para gustarle a nadie, solo quiero ganar para el Atlético de Madrid, que es quien me paga… Vamos a ser fieles a nuestro estilo, porque la única manera de estar tranquilos con nosotros mismos es ser nosotros mismos”, explicó Simeone.

Los colchoneros del Atlético de Madrid también contarán con el regreso de Diego Godín, el fuerte defensa uruguayo que fortalecerá el ya planteamiento defensivo del conjunto español.

Por su parte, el Bayern Munich está en casa, con su público del Allianz Arena de su lado busca meter la mayor presión posible, también es la última oportunidad para Joshep Guardiola, técnico del conjunto alemán, para llegar a la final y hacerse con la Champions algo que no ha logrado en sus tres años dirigiendo al equipo.

Guardiola es consciente que solo necesita de una anotación para mandar al alargue al encuentro y metiéndose también en la polémica de los estilos comentó:

“Lo de los estilos es muy viejo… Se trata de adaptarse a lo que tienes. Si quisiera jugar a lo mismo que jugaba en España aún estaría allí”, explicó Guardiola.

POB/JS