Foto: Wikimedia// Archivo

Donald Trump, empresario y precandidato para la Presidencia de los Estados Unidos, ya alcanzó la cifra necesaria de delegados para garantizar la candidatura del Partido Republicano rumbo a las elecciones por la Casa Blanca, situación que descartaría cualquier otra candidatura alternativa de última hora.

De acuerdo a un recuento realizado por la agencia AP, Trump ya superó la cifra de 1,237 delegados, en concreto ya tiene 1,238 delegados, después de que un pequeño número de representantes que no mantienen vínculo con algún candidato señalaran que darán su voto a Trump.

La convención de delegados del Partido Republicano se realizará del 18 al 21 de julio en el estado en Cleveland, donde nombrarían de manera oficial a Donald Trump como su candidato, teniendo todavía pendientes las elecciones en cinco estados del próximo siete de junio, donde estarán 303 delegados en competencia y con la posibilidad de que el magnate aumente su ventaja.

Los miembros del Partido Republicano ya han comenzado a hacerse la idea de que Trump será su candidato, Steve House, presidente del Partido Republicano en Colorado, señaló que “Liderazgo es Liderazgo”, afirmando que si puede rodearse de talento político podrá hacer una mejor campaña, esto en declaraciones para AP.

Otros explicaron su apoyo al empresario solo por “obligación”, esto al resultar ganador en las elecciones de su estado o porque vencieron en la votación primaria en su distrito parlamentario.

Desde que hiciera el anuncio, el 15 de junio de 2015 de que lanzaría su campaña presidencial, Donald Trump ha ido terminando con la competencia, en total 16 otros precandidatos republicanos, teniendo solo entre sus grandes amenazas a Ted Cruz y John Kasich, los últimos en retirarse.

Las elecciones presidenciales en los Estados Unidos se realizarán el próximo 8 de noviembre, con ya un posible candidato en Donald Trump compitiendo ante el candidato del Partido Demócrata, donde Hillary Clinton y Bernie Sanders aún batallan por la nominación.

POB/JS