Industria de la cerveza en México

En México, la industria cervecera genera 55 mil empleos directos y 2.5 millones de empleos indirectos, con un millón de puntos de venta.

La cerveza tiene un legado de siglos, desde comenzó a elaborarse en los primeros años de la Colonia. Se dice que la primera cervecería se estableció cuando Carlos I de España autorizó en 1542 que en la Nueva España se elaborara cerveza.

La primera fábrica estuvo a cargo de Alonso de Herrera y se ubicó en la hacienda El Portal en Amecameca. Para su elaboración, se trajo a maestros cerveceros; sin embargo, cerró su producción siete años más tarde.

Debido a su alto costo, se decidió traer cervezas de Alemania y Bélgica. La bebida que se consumía en el virreinato era transportada en envases y barriles para su conservación.

Gacetas de 1740 reportan sobre el desembarque de mil botellas de cerveza en el puerto de Veracruz, mientras que los textos de Alexander von Humboldt hablan sobre los productos que se importaron de España incluyeron más de 70 mil botellas de cerveza. 

La cerveza en 1900

Después de la Independencia, se establecieron en el país varias fábricas artesanales de cerveza y resurge así la producción nacional. Dichas fábricas se ubicaron sobre todo en la Ciudad de México, cerca de ríos para abastecerse de agua.

Las materias primas eran traídas de Estados Unidos y Europa, principalmente.

Poco a poco, la cerveza comenzó a reemplazar al pulque y se convirtió en la bebida con mayor demanda.

Cerca de 1900, el negocio cervecero ocupó el puesto 17 entre las industrias más importantes del país, impulsada por los avances del ferrocarril y la logística marítima.

Casi a final del siglo, se fundó en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, la compañía Cuauhtémoc, considerada la primera cervecería industrial de México, vigente en la actualidad.

A la par se fundaron: La Perla en Guadalajara; la Cervecería Moctezuma en Orizaba, Veracruz; la compañía Cervecera de Chihuahua; la Cervecería del Pacífico en Mazatlán y la Cervecería Yucateca en Mérida.

Tras la Revolución Mexicana, la cerveza sufrió una baja importante en su producción, pero después de 1920 comenzó a recobrar su lugar en el mercado.

Fue después de este hecho que se constituyeron más empresas, una de ellas, Cervecería Modelo, que realizó las primeras exportaciones de forma esporádica a Estados Unidos.

La evolución

La Cervecería Cuauhtémoc fue la primera en vender la bebida en "caguama", una botella de 32 onzas y más tarde lanzó la lata abre fácil. En 1967, la cerveza Carta Blanca presentó el envase de vidrio quita tapón, que no necesitaba destapador para abrirse.

Con el avance vinieron las alianzas entre las compañías para su expansión. Por ejemplo, en 1984 Cuauhtémoc y Moctezuma se fusionaron, mientras que Grupo Modelo comenzó el envío de cerveza a Australia, Japón, Nueva Zelanda, varios países de Europa y África.

A partir de 1989, esa empresa comenzó a fabricar "Corona Light" que por un tiempo fue producida exclusivamente para ser enviada a Estados Unidos.

El trabajo de cerveceros mexicanos ha logrado que la bebida se posicione como una de las más importantes y reconocidas en el mundo.

Actualmente, México encabeza la lista de exportación mundial de cerveza, seguido por Holanda, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Francia y Estados Unidos.

En cuanto a la producción mundial y consumo de cerveza, China ocupa el primer sitio, seguido de Estados Unidos, Brasil, Rusia, Alemania y México.

 

 

POB/LFJ