La reproducción de la Capilla Sixtina, que se ubicará junto al Monumento a la Revolución en la Ciudad de México, tendrá una inversión de 40 a 45 millones de pesos, explicó Antonio Berumen, impulsor del proyecto.

Esta reproducción del emblemático inmueble ubicado en el Vaticano estará abierto al público a partir del próximo ocho de julio, con la intención de que cerca de 52 millones de personas lo visiten para conocer los detales de este monumento artístico y arquitectónico.

Para la construcción de esta replica, se trabajaron más de 170 noches, en un aproximado de 2,000 horas durante los horarios en que la Capilla se mantenía cerrada, para levantar alrededor de 2 millones 700 mil fotografías para conformar este archivo, explicó Berumen en entrevista para el diario Milenio.

La estructura será de 27 metros de alto, 78 metros de largo y 36 de ancho, la cual involucró el trabajo de arquitectos, ingenieros, escenógrafos y fotógrafos mexicanos, en un recinto que permanecerá abierto y de manera gratuita hasta el próximo 30 de junio.

Esta replica tarda 25 días para montarla y otros 20 para desmontarla, por lo que se espera llevar a las capitales de todos los estados de la República, para que en tres años sea visitada por 52 millones de personas.

En cuanto a lo que se podrá apreciar, el público que asista podrá disfrutar primero en el lobby de un vídeo de 15 minutos explicando la historia de cómo Miguel Ángel trabajó en la Capilla, ya en el interior se podrá disfrutar de las pinturas de Miguel Ángel, Rafael, Botticelli, entre otros.


publicidad puebla
 

El impulsor señaló que desde que fuera construida la Capilla Sixtina no se había concedido permiso para su reproducción, lo cual fue posible por el consentimiento del Cardenal Giuseppe Bertello, Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano y anteriormente Nuncio en México, así como por el consentimiento de Monseñor Fernando Vérgez, secretario general y de Antonio Paulucci, director de los Museos Vaticanos, explicó Berumen.

POB/JS