De acuerdo a un reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la contaminación del aire podría causar entre seis y nueve millones de muertes prematuras, además tendría un impacto económico de cerca de 2,6 billones de dólares al año para el 2060.

La organización en su último informe analizó cuales serían las consecuencias de la contaminación del aire en caso de que no se tomen medidas para combatirlo, explicando que para el 2060, podría costar 1% del Producto Interno Bruto, es decir, 2,6 billones de dólares al año.

Esta elevación en las cifras económicas se daría debido a que en los gastos anuales a la salud se incrementarían a 176,000 millones de dólares, una elevación considerable tomando en cuenta que para 2015 era de 21,000 millones de dólares; en cuanto a los días de trabajo perdidos de 1,200 millones avanzaría hasta los 3,700 millones.

“El número de vidas acortadas por la contaminación ya es terrible y el posible aumento en las próximas décadas es escalofriante”, explicó Simon Upton, director de medio ambiente de la OCDE.

Upton señaló que si el peligro de vida no era suficiente motivación para actuar, ahora el informe presenta cifras sobre el coste económico, añadiendo que la economía de la mayoría de los países se vería altamente afectada por la reducción de los rendimientos de las cosechas.

La mala calidad del aire provocó en 2010, más de tres millones de muertes prematuras, cifra que podría hasta triplicarse en el 2060, afirma el informe.

El reporte también señala a los países India, China, Corea y Uzbekistán como los países con una mayor tasa de mortalidad por la contaminación del aire, donde la combinación del aumento de la población y la congestión de las ciudades expondrá a las personas a una mayor cantidad de contaminantes del aire como las emisiones de plantas de energía.

POB/JS