Una nueva tecnología podría alterar los genes de toda una población animal, siendo capaz, por ejemplo, de crear mosquitos incapaces de transmitir malaria o zika, informó la Agencia Associated Press (AP).

Se trata de una transformación genética de la cual no se tiene mayor información por lo que el gobierno de Estados Unidos ha pedido detalles de cuáles serían las consecuencias ambientales y sociales de una técnica que impondría alteraciones genéticas en poblaciones enteras de insectos, animales o plantas.

La Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos hizo énfasis que para implementar este tipo de tecnología deben hacerse debates que decidan su modo de empleo y diseño sobre todo en países en desarrollo.

«No se puede dejar a un lado el debate público sobre este tema» dijo Elizabeth Heitman, experta en ética de la Universidad de Vanderblit e integrante de la Academia.

Algunos de los experimentos de transformación genética que se han llevado a cabo es uno realizado en un laboratorio de California que creó un mosquito con un gen capaz de bloquear la transmisión de la malaria.

Las investigaciones sobre este tema apuntan a que con dichas modificaciones se pueden eliminar especies invasivas que destruyen cosechas y plantas, sin usar insecticidas o pesticidas.

Jason Delborne, integrante de la Academia y profesor de ciencia de la Universidad de Carolina del Norte consideró que esta tecnología puede ofrecer: 

«una solución más sana y más duradera a muchos problemas de la naturaleza».

Coincidió que el método debe introducirse gradualmente debido a su impacto.

POB/LFJ