Datos del 2014: En México, 6337 personas cometieron suicidio. Este número arroja un promedio de 17.4 suicidios diarios. Las lesiones autoinfligidas son la decimocuarta causa de muerte en el país. Las estadísticas en Estados Unidos son aún más alarmantes. Ahí, más de 42 mil personas decidieron suicidarse; un promedio de 117 suicidios por día.

Estos datos han impactado la esfera de la tecnología. Facebook anunció el 14 de junio la incorporación de nuevas herramientas en la red social para prevenir el suicidio. Es la primera gran compañía tecnológica que toma medidas al respecto.

La empresa fundada por Mark Zuckerberg tiene una base de datos que asciende a los 1650 millones de usuarios. 61 millones en México y 230 millones en Estados Unidos. Esta capacidad para estudiar el comportamiento de tantas personas ha llevado a Facebook a formar equipos de investigación. Uno de ellos, liderado por la psicóloga Jennifer Guadagno, está centrado en el estudio del suicidio.

Ahora los usuarios de Facebook pueden reportar publicaciones potencialmente suicidas. Estas publicaciones son posteriormente analizadas en un centro de operaciones, que opera las 24 horas los 365 días del año.

 

Opciones que Facebook brinda a usuarios potencialmente suicidas. Foto: The New York Times.
Opciones que Facebook brinda a usuarios potencialmente suicidas. Foto: The New York Times.

Concluida la revisión, Facebook envía al usuario reportado un mensaje ofreciendo ayuda. Además, se le provee a la persona con teléfonos de centros de prevención, para que pueda ser asistida lo antes posible.

Así, se espera que las redes sociales contribuyan a disminuir el índice de muertes por suicidio. La acción de Facebook se suma a la iniciativa de Barack Obama, quien declaró el 10 de septiembre del 2015 un Día Mundial para la Prevención del Suicidio.  En un comunicado, el presidente señaló:

«Cada uno puede contribuir a una cultura en la que los individuos sean aceptados por quiénes son -sin importar su apariencia, a quién aman o los desafíos a los que se enfrentan- y en la que se acepte pedir ayuda».

POB/PSPL