La Liga de Béisbol Infantil y Juvenil Ignacio Zaragoza, una de las escuelas formadoras de beisbolistas más reconocidas en México, con 44 años de historia, se ha consolidado como una referencia del béisbol en Puebla.

La Liga, mejor conocida como Liga Zaragoza, fue fundada en 1972 por el padre Rafael Monto ya. Actualmente, es una de las más grandes en la República al tener categorías desde los 5 hasta los 15 y 16 años, teniendo como principal objetivo promover la unión familiar, además del deporte, explicó el profesor Arturo Castelán Sarmiento, presidente de la Liga de Zaragoza.

Beisbol infantil PueblaEn entrevista con Poblanerías en línea, Castelán Sarmiento explicó que la liga se mantiene en actividad constante salvo dos semanas durante el año, y tienen como gran soporte el apoyo de los padres y madres de familia, quienes mantienen en buenas condiciones las instalaciones además de dar recursos para los umpires y anotadores oficiales, ya que no se cobra inscripción para formar parte de la liga.

Arturo Castelán lleva 7 años trabajando para la liga, 5 de ellos como presidente, en una experiencia que calificó como satisfactoria por el trabajo que desempeña para los niños.

“Todo esto es aquí con una colaboración de las madres de familia que son las quze nos hacen el favor de apoyarnos para la convivencia, los papás son los que reciben a los estados que vienen a participar con nosotros”, explicó Castelán Sarmiento.

El desarrollo de los jóvenes

La Escuela Ignacio Zaragoza de béisbol cuenta con las categorías 7-8, 9-10, 11-12, 13-14, con 97 equipos en total, donde los jóvenes reciben las primeras instrucciones y se desarrollan dentro del deporte de la pelota caliente. A la par, participan en eventos estatales y regionales. 

“El proceso fue muy pesado, esta liga lleva 45 años de sacar jóvenes al beisbol amateur, al beisbol profesional y ahora que hemos logrado mejores instructores, mejores preparadores físicos hemos logrado sacar un jugador a ligas mayores”, explicó Castelán Sarmiento.

Equipo Liga InfantilEn el caso de los niños pequeños, Efraín Vázquez Juárez, entrenador del equipo Pequeños Gigantes, señaló que con ellos la paciencia es fundamental, tomando el rol de entrenador, de mentor y hasta psicólogo, además, los padres toman un rol principal para ser su soporte y apoyo.

“Los niños tienen que aportar su granito de arena, que es estudiar y dar resultados, y venirse a divertir los sábados listos para jugar”, comentó el entrenador Vázquez, quien también jugó en la Liga de Zaragoza de niño.

El deporte en los niños comienza a crecer, explicó Arturo Castellano. En la liga esto se traduce en los 10 equipos existentes en la categoría 5-6 años y otros 14 equipos en la categoría de 7-8, los cuales compiten ya en torneos estatales y nacionales que les permiten un mayor desarrollo.

“Tenemos dos equipitos de cinco, seis años que van a ir a Guadalajara, Jalisco; viene la selección de nueve, diez  (años) que el torneo nacional es aquí en Puebla, vamos a recibir alrededor de 25-26 estados, la categoría 11-12 va a salir a Reynosa a participar”, señaló Arturo Castelán sobre la participación de los chicos en competencias nacionales.

Además, un conjunto de la Liga de Zaragoza representará a Puebla en la Olimpiada Nacional, donde solo participaran 12 estados, a partir del 28 de junio en la Ciudad de México.

Los niños trabajan de cuatro a cinco días a la semana con sus entrenadores para establecer un ritmo y una constancia en busca de llegar al profesionalismo y tener mejores resultados.

De esta forma, la Liga de Zaragoza, desde el 2009, entre 12 y 15 jóvenes han llegado al béisbol profesional, entre ellos destaca Edgar Torres que se encuentra en los Sultanes de Monterrey y César Vargas, el segundo poblano en jugar en las Grandes Ligas de Béisbol (MLB) y que forma parte de los Padres de San Diego.

El crecimiento del béisbol en Puebla y México

El presidente de la Liga explicó que a pesar de que el futbol y otros deportes puedan tener mayor fuerza en el estado, en Puebla, el béisbol a comenzando a ganar fuerza entre los jóvenes, quienes ya comenzaron a interesarse en el deporte, también, en las escuelas el béisbol se comenzó a tomar en cuenta.

En cuanto a nivel nacional, señaló que desde los 13 o 14 años, un joven puede ser observado y tomado por un equipo profesional, mientras, en las universidades, las becas deportivas y las competencias nacionales comienzan a tomar en cuenta al béisbol.

De igual forma, las escuelas juveniles tuvieron un impulso en el país, creciendo el béisbol en todos los niveles. En cuanto al profesionalismo, Arturo Castelán explicó que los procesos que se exigen para llegar todavía son una complicación, principalmente para los padres de familia, pues los niños tienen que abandonar sus estudios y alistarse en Academias desde los 15 o 16 años.

POB/JS