La Unión de Asociaciones Europeas de Futbol (UEFA), multó por más de 3 millones de pesos (150,000 euros) a la Federación de Futbol de Rusia y le impuso una amenaza de ser expulsado de la Eurocopa si continúan los disturbios de parte de los aficionados rusos, como los que protagonizaron en Marsella ante los aficionados ingleses.

Los disturbios en Marsella del pasado nueve de junio, provocaron la intervención de la policía de Francia ya que se estima que cerca de 150 personas participaron en los altercados, dejando varias personas heridas, algunos en estado crítico y otros más en prisión.

Posteriormente el sábado 11 de junio, los aficionados rusos e ingleses volvieron a encontrarse a unas horas de que comenzara el encuentro entre sus selecciones, donde la policía detuvo a seis personas, mientras otras cinco resultaron heridas, quedando un aficionado inglés con heridas graves.

Los enfrentamientos también llegaron al estadio Stade Velódrome donde se realizó el encuentro correspondiente al grupo B, donde los aficionados de Rusia comenzaron con las agresiones una vez terminado el encuentro.

Tras los hechos, la UEFA abrió un procedimiento disciplinario contra la Federación de Rusia, el cual dio como resultado una multa de 3,191,058 pesos (150,000 euros) y la amenaza de ser expulsados de la competencia en caso de que los aficionados vuelvan a provocar algún incidente.

“Dicha suspensión será llevada a cabo sí incidentes de naturaleza similar vuelven a suceder dentro de alguno de los estadios y en cualquier partido que Rusia dispute durante el torneo”, explicó la UEFA en un comunicado.

Por otra parte, este 4 de junio, la policía de la región sureña de los Alpes-Marítimos en Francia, anunció la expulsión de un grupo de aficionados de Rusia debido a que representan una “amenaza para el orden público”

La Prefectura francesa explicó que se trató de un grupo de 29 aficionados quienes iban a asistir a la Eurocopa, los cuales ya fueron dirigidos a un centro de retención donde serán expulsados de territorio francés.

POB/JS