Angelique Kerber, tenista alemana, evitó que las hermanas Williams se enfrentaran en la final de Wimbledon, tras vencer a Venus Williams en sets consecutivos en la semifinal del torneo; previamente, Serena Williams venció a Elena Vesnina para acceder a la final.

Al comienzo de la jornada en el All Englad Club, Serena, número uno del ranking mundial, cumplió de gran forma las expectativas, al eliminar de manera contundente a Elena Vesnina de Rusia, en un partido sin complicaciones, donde por parciales de 6-2 y 6-0 accedió a la final buscando su séptimo trofeo en esta cancha de hierba.

Serena solo necesitó de 48 minutos para ganar el encuentro, donde logró encadenar hasta 28 golpes ganadores, sin permitir ni siquiera un break a Vesnina, quien solo pudo obtener puntos en el primer parcial.

Por otra parte, su hermana, Venus Williams buscaba volver al gran plano de una final de Grand Slam, como no lo hacía desde el 2009, cuando también en Wimbledon cayó ante su hermana Serena, además de buscar su sexto campeonato en esta cancha después de ganar las ediciones de 2000, 2001, 2005, 20007 y 2008.

Sin embargo, Kerber tenía otros planes, a pesar de tener un inicio titubeante, la alemana supo sobreponerse a sus propios temores y nervios y con firmeza logró llevarse el primer set, Serena puso de su parte en el encuentro, poniendo en los dos sets 5-4, pero Kerber supo responder para terminar con las aspiraciones de la estadounidense y accediendo a la final.

Angelique Kerber volverá a ser el obstáculo de Serena Williams por alcanzar el récord de 22 títulos de Grand Slam que posee la compatriota de Kerber, Steffi Graf, esto después de que en la final del Australia Open, la alemana venció a Serena en tres sets.


publicidad puebla
 

Serena Williams no obtiene un campeonato de Grand Slam desde Wimbledon del año pasado, torneo que es uno de sus favoritos y en el escenario donde mejor despliega su juego, la cancha de hierba.

POB/JS