Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, anunció que mantendrá a 8,400 militares en Afganistán hasta que concluya su mandato en enero de 2017, esto al asegurar que la situación de seguridad en el país de Medio Oriente sigue siendo “precaria”

Este es un nuevo reajuste a las tropas americanas en Afganistán, ya que en primera instancia se tenía previsto que de los 9,800 militares que se encuentran en este país, la cifra se redujera a 5,500 en 2017.

En su mensaje, el presidente señaló que los militares ya no se encuentran en una guerra terrestre y que se enfocan a dos objetivos específicos: entrenar y asesorar a las fuerzas de Afganistán y dar apoyo en las operaciones antiterroristas.

“Como comandante en jefe he dejado claro que no permitiré que Afganistán sea usado por los terroristas como un refugio” dijo Obama.

Además, recalcó que los Estados Unidos no se encuentran solos en territorio afgano, ya que a pesar de que la misión internacional dio fin en 2014, cuentan con el apoyo de una coalición de 42 y sus 6,000 tropas.

Obama también mandó un mensaje al Gobierno afgano, a quienes dijo que solo el diálogo de paz es la única vía por la que se dará solución al conflicto armado, esto para alcanzar un consenso político con los talibán.

Por otra parte, Ash Carter, secretario de defensa de los Estados Unidos, señaló que este reajuste en el número de tropas, permitirá al país mantener el progreso en la búsqueda de cumplir los dos objetivos de su misión.

“Estados Unidos ha mantenido un firme compromiso con sus socios afganos y la decisión del presidente Obama continúa con la línea de este compromiso duradero”, señaló Ash Carter.

El jefe del Pentágono también indicó que los Estados Unidos como sus socios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), mantienen su disposición a ayudar a que el pueblo afgano logre un futuro más seguro.

POB/JS