La historia del barrio de Analco, que se remonta al siglo XVI, está documentada gracias al trabajo de dos historiadores novohispanos: Miguel Cerón Zapata y Mariano Fernández de Echeverría y Veytia.

Cerón Zapata fue un escribano del Cabildo que dedicó el último año de su vida —entre 1713 y 1714— a redactar una obra sobre la historia de Puebla. Veytia escribió primero una Historia Antigua de México y hacia 1779 (un año antes de su muerte) concluyó su Historia de la fundación de la Ciudad de la Puebla de los Ángeles.

Analco, como palabra, tiene sus raíces en el náhuatl. El nombre significa "al otro lado del río", como referencia a su cercanía con el antiguo Río de San Francisco.

El barrio surge al mismo tiempo que la propia ciudad de Puebla, hacia 1531. En sus inicios, Analco se dividía en cuatro arrabales. El más importante era el de Huilocaltitlán (lugar de los palomares), donde ahora se encuentra el jardín y el Templo del Santo Ángel Custodio.

En el lugar vivían indígenas de la Mixteca que, poco a poco, cavaron pozos para su subsistencia. Estos pozos, como lo señala Hugo Leicht, posiblemente se encontraban a la altura de la actual 11 Oriente, entre las calles 12 y 18 Sur. Después, el sistema de agua potable llegó en 1759. El alumbrado eléctrico, signo de la modernidad, alcanzó Analco hasta 1935.

El punto de reunión por excelencia en Analco es su jardín. Este sustituyó a una plazuela que, en los inicios del siglo XX, servía para que los pobladores vendieran sus mercancías. En el sitio, desde 1928, está asentada una fuente.

El jardín empezó a operar hacia 1970, en la época en que Carlos J. Arruti era alcalde de Puebla. Desde entonces, el comercio regresó a Analco, donde los domingos se lleva a cabo un tianguis muy concurrido.

Templo del Santo Ángel Custodio

La iglesia de Analco, a principios del siglo XVII, era llamada Iglesia del Bendito Ángel de la Guarda. Ya en el siglo XVIII se le empezó a nombrar "del Santo Ángel Custodio".

Se constituyó primero como una ermita en 1560. Después, en 1619, un primer templo fue consagrado. En 1627, con la llegada del obispo Bernardo Gutiérrez de Quirós, la iglesia se convirtió en parroquia. El cambio ocasionó una remodelación completa de la iglesia que, en ese entonces, estaba bajo control de los franciscanos.

Al poco tiempo, Juan de Palafox y Mendoza secularizó el templo y pasó al dominio de la arquidiócesis. Siglos más tarde, en junio de 1999, el lugar de culto fue afectado por un sismo. Se restauraron las torres del Santo Ángel Custodio y se descubrió que, al interior de las mismas, había huesos humanos y una pintura decimonónica de la Virgen María.

¿Cómo llegar?

 

 

 

--
POB/LFJ